El penúltimo raulista vivo

Dios guarde a Andoni Zubizarreta

Thomas Vermaelen, el "fichaje de rendimiento inmediato" de Andoni Zubizarreta, pasará por el quirófano el martes que viene y estará entre cuatro y cinco meses de baja. La operación de Vermaelen fue desastrosa desde todos los puntos de vista: el Barça fichó por 18 millones de euros (que no es una cantidad de dinero despreciable) a un defensa central con muchos problemas físicos, y lo hizo además cuando al jugador belga le restaba sólo un año de contrato con el Arsenal. Es cierto que al club azulgrana le acuciaba contratar cuanto antes a un defensa central y que a Zubi se le había afeado su gestión, entre otras cosas, por la tremenda debilidad demostrada por el equipo en esa zona del campo en concreto, pero el director deportivo culé actuó con Vermaelen más como agente de Wenger, que vio la luz cuando le vinieron con la chequera, que como defensor de los intereses azulgrana.

Sólo por el desastre de Vermaelen habría que cesar a Zubizarreta, pero... ¿quién lo hace?... ¿El presidente okupa?... ¿El hombre que sostuvo por activa y por pasiva que Neymar costó 57,1 millones y punto?... El desastre de Zubizarreta es el de Bartomeu, y el descontrol de Bartomeu es responsabilidad directa de Rosell, que se fue. Laporta, como Podemos, está comiendo palomitas porque la actual junta directiva es una máquina de fabricar votos para su futura candidatura. Pero de lo que nos habla también el desmán de Zubi es de la necesidad real de la figura del director deportivo. El Real Madrid, por ejemplo, no lo tiene. Hace poco le pidieron a Florentino Pérez que explicara la estructura del club blanco: "¿Qué persona decide los fichajes en el club?"... Florentino, tajante, respondió: "La misma que ganó La Décima".

La estructura del Real Madrid es la siguiente: Florentino ficha a los cracks y José Angel Sánchez completa la plantilla. Por ejemplo: Florentino ficha a Bale, Kroos, Benzema, James... Del fichaje de Marco Asensio, por poner un caso reciente, se encarga JAG. Y la cosa no parece que vaya demasiado mal por el momento. Por supuesto que Florentino se asesora, pide opinión... Pero, ¿quién te va a decir que Zidane, Figo o Ronaldo son unos paquetes?... El Real Madrid tampoco iba a ser capaz de sobrevivir sin la figura del director deportivo, pero ahí está. De lo que se duda ahora mismo es de todo lo contrario, de que el Barça pueda seguir soportando la losa de un director deportivo tan nefasto como Zubi. Por una vez, y sin que sirva de precedente, los intereses de Laporta y de Florentino confluyen: Dios guarde a Andoni Zubizarreta.

A continuación