El penúltimo raulista vivo

Diego López: adiós a un caballero

No comprendo por qué, como dice por ejemplo hoy el Marca, Casillas se va a tener que jugar en Cardiff mucho más que un título. Preguntado por si quitaría a Iker ante Chile después del destrozo del debut ante Holanda en el Mundial, Mourinho, precisamente el entrenador que relegó al capitán al banquillo, dijo que no. Aquella respuesta de Mourinho volvió a pillar con el paso cambiado a los defensores de la teoría de que la suplencia de Iker con el portugués se debió a un problema estrictamente personal; se esperaba de Mou que dijera que sí, que él quitaría a Casillas, pero dijo que no y lo razonó: "Un jugador no es bueno o malo por un solo partido". Algo no funciona si, ya en el mes de agosto, cuando ni siquiera se ha disputado el primer título oficial, Casillas tiene que jugárselo todo a una carta en cada partido.

López ya no está, se va al Milan. A la marcha de Diego del Real Madrid, confirmada este sábado, podemos aplicarle la prueba del carbono 14 y nos dará una fecha: 7 de mayo de 2013. Aquel día Mourinho se vio obligado a confesar en la sala de prensa que a él le gustaba más López que Casillas, aquel día Diego empezó su inevitable cuenta atrás en el club blanco. Porque desde entonces hubo quien se entregó con armas radiofónicas y bagajes editoriales a la tarea de hacernos ver a todos que López no era más que una prolongación de la etapa del portugués en el Real Madrid, algo así como su brazo armado. Así, de Diego, que no ha dicho una palabra más alta que otra, que se ha dedicado a hacer su tarabajo con excepcional profesionalidad y que nunca ha puesto mala cara, llegó a comentarse que el equipo había perdido la Liga por él. Tamaña indignidad respondía única y exclusivamente a una campaña de descrédito hacia el guardameta gallego.

Hay quien se siente aliviado por la marcha de Diego López cuando en realidad la llegada de Keylor Navas no hace sino multiplicar por diez la competencia que Iker tendrá bajo los tres palos. Sinceramente sería un contrasentido que el mejor portero del Mundial y revelación de la pasada Liga fuera suplente del Casillas de los últimos tiempos. Keylor es más joven que Diego López y yo creo que también es mejor portero que él pero que nadie se equivoque: su desventaja con respecto a Navas no ha sido deportiva, aunque el Madrid haya hecho un fenomenal fichaje, sino personal. Un sector importante de la opinión publicada ha querido pegarle a Mourinho una patada en el culo de López. Ojalá que Iker recupere la forma cuanto antes por el bien de todos y para que nadie tenga que pegarle nunca a Ancelotti una patada en el culo de Keylor Navas. Ojalá.

A continuación