El penúltimo raulista vivo

Del Bosque se enreda en la portería

Entendería esta repartición al 33% de la portería de España si Vicente del Bosque fuera el embajador de España en Brasil y Casillas, Valdés y Reina fueran respectivamente los estados de Paraná, Mato Grosso del Sur y Rondonia, los tres con intereses nacionales en juego, todos igual de importantes. Pero Del Bosque no es el embajador sino el seleccionador de fútbol y uno tenía entendido que la misión del seleccionador no era otra que la de seleccionar, decidiendo a cada momento qué jugadores deben saltar al campo en función de los méritos cosechados. Desde el punto de vista deportivo el asunto resulta intrascendente puesto que, salvo catástrofe natural que nadie prevé, todo el mundo da por hecho que España es la favorita número uno para ganar esta Confederaciones y que en cierto modo resulta irrelevante el nombre de nuestro portero titular puesto que los tres atesoran gran calidad. Pero el hecho de que el asunto sea intrascendente no me impide preguntarme "¿por qué?"...

¿Por qué dice Del Bosque que la portería no la decidirá la calidad? Si tenía previsto desde el principio algo tan psicodélico como distribuir a partes iguales y como buenos hermanos la titularidad de la fase inicial de la competición entre Iker, Víctor y Pepe, ¿por qué le endosa semejante responsabilidad a Iker, que llevaba tanto tiempo sin disputar un partido, justo en el debut de España y ante la selección aparentemente más complicada (Uruguay) de la fase inicial?... El propio Casillas reconoció a la conclusión del encuentro que se había sentido como un debutante, o sea más nervioso que un flan: ¿No habría sido más lógico empezar confiando en Valdés, que ha sido el portero titular del campeón de Liga, y luego en Casillas o Reina? ¿Por qué Del Bosque realiza un movimiento en la Copa Confederaciones que jamás en la vida se atrevería a hacer en un Mundial o en una Eurocopa? ¿Así no estás minusvalorando la competición?...

Lo que yo observo es que Del Bosque, que lo tiene absolutamente todo a favor y que disfruta de algo tan sorprendente e inédito en nuestro país como es la anuencia de la inmensa mayoría del periodismo deportivo español, ha acabado por enredarse con un asunto menor y en una competición de segundo nivel (sirva decir que la incógnita del encuentro de esta noche ante Tahití es dilucidar si lograremos o no meterles 10 goles). Me parece que alineando a Casillas en el primer partido, el más complicado de todos, puede que Vicente del Bosque estuviera pensando en enviarle un mensaje a alguien, alguien que ya no está. Eso lo tengo claro. Pero colocando a Reina ante Tahití, a Valdés ante Nigeria y asegurando que ya verá qué hace en semifinales, cuando empieza lo realmente serio, ¿qué mensaje quiere enviar? ¿El de la paz en el mundo a los hombres de buena voluntad?

A continuación