El penúltimo raulista vivo

De medias, chicles Bang-Bang y socios culés metidos a periodista

El socio 22.075 del Fútbol Club Barcelona, que no es Stoichkov porque a este le despidieron la semana pasada por no dictarle bien el artículo a su negro, dice en la contraportada de El Mundo Deportivo que "Federico Jiménez Losantos montó ayer una campaña en la Cope para demostrar que Xavi y Puyol se doblan los calcetines de la selección española de tal forma que esconden, a propósito, la bandera española". No se entera este socio, no se entera. Supongo que toda esta historia le habrá pillado en las oficinas del club colaborando en la construcción del mosaico para el derbi del domingo, y no en la redacción, escribiendo el artículo o dictándoselo a otro negro.

La denuncia inicial no fue de la Cadena Cope sino del diario Marca. La Cope se limitó a debatir sobre lo que Marca decía en su contraportada del pasado lunes. Hubo en la Cope quien, como es mi caso, observó en la actitud de los dos jugadores del Barcelona algo más que una mera casualidad. Y hubo quien, por el contrario, sostuvo una teoría radicalmente opuesta a la mía. Está aún por ver que, además de las opiniones de los socios (respetabilísimas, por otro lado), El Mundo Deportivo recoja alguna vez en sus páginas una visión crítica, sólo una, de algún hecho acontecido en el seno del Barça. Ya van 27.325 números y seguimos esperando.

Lo de ponerse a hacer globitos con un chicle Bang-Bang mientras suena el himno nacional español no es un boicot, no, sino una falta de educación y, dicho sea de paso, una marranada. Aquello no estaba a la altura de Pep Guardiola, que era un tío instruido, leído y con inquietudes políticas y culturales. Creo que incluso sabía de arte. Desconozco lo que entenderán o dejarán de entender las teles a propósito de lo que hizo Xavi ante "Lichichí". Yo creo que, efectivamente, se borró, se quitó de en medio, se esfumó, puso pies en polvorosa, se despidió a la francesa. Hizo Xavi el otro día exactamente lo mismo que hicieron él mismo y Puyol –¡caramba, qué casualidad!– el 15 de agosto del año pasado. Jugaba por aquel entonces España un partido amistoso y, para evitarse el viajecito, a ambos les surgió una irrecuperable lesión de la noche a la mañana.

Y ahora dicen que esta noche, en el apasionante choque ante "Lichichí", no jugará Xavi, que se borró, ni lo hará tampoco Puyol, al que borrarán. Sí estarán, sin embargo, Casillas y Sergio Ramos. Otra coincidencia puesto que, desde el 7 de junio de 2006, Puyol sólo se ha perdido cuatro de los quince partidos que ha disputado la selección. El ya citado de Islandia porque estaba lesionadísimo, otros dos amistosos y uno más correspondiente al Mundial de Alemania, contra Arabia, porque España ya estaba clasificada para la siguiente ronda. Sólo espero que Casillas, Ramos y Navarro salgan de "Lichichí" indemnes porque, de lo contrario, habrá fiesta en el Principado. Y ya está bien que el confeti, las cervezas y los panchitos los paguen siempre los mismos.

A continuación