El penúltimo raulista vivo

De la monserga de Carvajal al chorreo por Jesé

Empezaré mi artículo de hoy casi por el mismo sitio que acabé el de ayer y haré referencia de nuevo a otro comentario fantástico (ya saben, en el sentido de fantasmagórico, ilusorio o ficticio y no en el de soberbio, maravilloso o estupendo) de Jorge D'Alessandro en mi querido y añorado programa Goles (¡cuántos recuerdos y qué buenos) que dirige mi no menos admirado Pedro Pablo Parrado. Hablando el otro día de la posibilidad de que el Real Madrid incorporase a su plantilla a José Bosingwa (nacido en el Zaire, hoy conocido como República Democrática del Congo, de padre portugués y madre congoleña) habiendo dejado que Carvajal se fuera (con derecho a recompra, como casi todos) a otro club, D'Alessandro exclamó; "¡Eso es inaceptable!", añadiendo a continuación ese lugar común tan despreciable y xenófobo que hace referencia al "clan portugués", en alusión, imagino, a la nacionalidad compartida por Mourinho, varios de sus ayudantes y jugadores y un representante de fútbol, en concreto el señor Jorge Mendes, poseedor de la inteligencia necesaria como para haberse hecho millonario gracias a habilidades ajenas: estoy por asegurar que el Nàstic no habría descendido a Segunda B con Mendes sentado en el banquillo.

Pongamos por caso que al final llegara Bosingwa, cuestión ésta que yo no creo: el Real Madrid estaría fichando a un defensa que está sin club, que puede jugar tanto por la banda derecha como por la izquierda, veterano (29 años) y con una experiencia internacional contrastada primero con el Oporto, equipo en el que jugó cinco temporadas, y más tarde en el Chelsea, donde estuvo otras cuatro. De hecho, y si la memoria no me falla, Bosingwa ha sonado como fichaje del Tottenham, del Lille... ¡y del Fútbol Club Barcelona!... Ya se ha explicado por activa, pasiva y perifrástica lo que Mourinho, que sabe que tiene la mejor pareja de defensas centrales del mundo y un par de recambios (Albiol y Varanne, uno veterano y otro con proyección) que pueden suplirles con garantía, pretende ahora para las bandas: gente con experiencia demostrada en batallas libradas en el Nou Camp, Old Trafford o Allianz Arena. Arriba tiene a Cristiano, Higuaín, Benzema, Özil, Di María... Abajo sabe que va a tener que apretar de lo lindo, de ahí que hayan sonado Maicon y Bosingwa, dos veteranos del Vietnam.

¿Inaceptable para quién?... Yo entiendo que haya aficionados que reclamen vía encuesta la presencia de Jesé en la primera plantilla. Comprendo también que Jesé, que es un fantástico jugador con un futuro muy prometedor, se reivindique después de haber sido el máximo goleador del Europeo sub-19, pero Mourinho, que acaba de subir a Morata, quiere una plantilla corta (de 22 jugadores incluyendo los tres porteros) y sabe que para confeccionarla debe afinar la puntería tanto en las altas como en las bajas, algunas de las cuales se le resisten... por falta de ofertas. Repito: inaceptable... ¿para quién?... Lo que resulta de todo punto inaceptable es que un entrenador que jamás ha ganado nada hable de otro que lo ha ganado todo en los términos en los que lo hace. No se dará la ocasión pero me encantaría ver un debate futbolístico entre José Mourinho y Jorge D'Alessandro porque aclararía un montón de cosas. Habrá que esperar a que el portugués ponga en marcha un máster de dirección de equipos y el argentino se apunte... pagando, claro, y no como Jorge Valdano que se benefició de las clases de Florentino Pérez y además cobró por ello.

A continuación