El penúltimo raulista vivo

De Casillas a Courtois pasando por Diego López y Keylor

Lopetegui no tiene ningún problema en la portería, ninguno. En primer lugar porque, efectivamente y tal y como dice el propio entrenador del Real Madrid, Keylor y Courtois son dos soluciones, pero en segundo lugar porque absolutamente todo el mundo sabe que el belga acabará siendo el titular la portería blanca. Será muy interesante ver cómo "gestione" después Julen la suplencia del portero de las tres Champions seguidas, si dándole a Navas los partidos de Copa o si regresando al modelo tradicional de un portero fijo para todas las competiciones, pero insisto en que todo el mundo sabe que Courtois no ha venido aquí a ser el suplente de Keylor y que si el costarricense apareció en la Supercopa y frente al Getafe fue única y exclusivamente por un gesto de respeto del entrenador hacia un extraordinario guardameta que, además, ha dado tanto.

También será interesante saber qué hará Keylor si, como todo parece indicar, le esperan años en el Real Madrid a la sombra del Guante de Oro del pasado Mundial. Él siempre ha sostenido que no quiere irse ni loco y que está dispuesto a luchar por la titularidad pero hace un par de días se filtró que Guardiola podría estar interesado en llevárselo al City y hasta la confirmación definitiva de que será Muric quien supla a Bravo... nadie dijo nada ni salió a desmentirlo. Aún así, Ederson Moraes seguirá siendo titularísimo en Manchester así que Keylor pasaría en realidad de Málaga a Malagón, otra cosa bien diferente sería que un equipo de campanillas le ofreciera a Keylor la titularidad indiscutible. Con tres Copas de Europa a sus espaldas y casi 32 años en su carnet de identidad, tampoco sería para Navas una mala opción quedarse a la sombra de Courtois.

Por otro lado, he leído por ahí que siguen los "problemas" en la portería del Real Madrid, yo creo que en relación a lo sucedido en su día con Iker Casillas. Pero el problema, ya sea en el deporte o en la vida en general, viene cuando no se aplica la justicia pura y dura y no al revés. En su día, el problema vino cuando, por una suerte de decretazo fruto de los gloriosos años de servicios prestados, la portería del equipo blanco no la ocupó el mejor portero que el Madrid tenía en ese momento en su plantilla sino el segundo mejor. Diego López era mejor que aquel Casillas... y Keylor también lo era, pero al primero le hicieron pasar las de Caín mientras que el segundo tuvo que esperar su ocasión hasta que el Real se limpió a Iker. Por fin, y después de muchos años, el Madrid tendrá dos porteros de categoría mundial y de un nivel extraordinario aunque yo creo que, si aparcamos el reconocimiento y el cariño, Courtois está entre los tres mejores y Keylor... no lo está.

A continuación