El penúltimo raulista vivo

Cuentas pendientes

Yo creo que de la competición entre Del Bosque y Valdano para ver quién la tiene más grande salió victorioso el primero. A los puntos, pero victorioso. Sí porque Del Bosque comentó una obviedad ("a veces los grandes jugadores no hacen grandes equipos") mientras que el director general del Real Madrid le replicó con astucia y mala baba metiendo por medio algo tan sensible para los españoles como su selección nacional. Si es cierto, como yo creo que lo es, que uno de los asuntos que más preocupan a Florentino Pérez es precisamente la imagen que el club traslada hacia el exterior, y si es verdad, que no creo que lo sea, que no entraron a saco a por Villa precisamente para no incomodar a una Comunidad tan importante como la valenciana, a estas horas F.P. debería haberle dado un tirón de orejas importante a Valdano porque criticando así al equipo de todos los españoles no ha puesto en pie de guerra a una Comunidad sino a diecisiete y a dos ciudades autónomas.

Valdano, que es mucho más perspicaz que Vicente y que la mayoría de entrenadores y seleccionadores, fue a pegarle una patada a Del Bosque en el culo de la selección. Perdió una ocasión pintiparada de demostrar con hechos que sí es cierto que el Real Madrid de Florentino está tan preocupado por lo que piensen de él los demás. Con decir "Vicente es un histórico del club y ahora ocupa un cargo de relevancia y yo no voy a entrar en polémicas con él" habría bastado, pero en cuanto acabó el partido contra Estados Unidos se puso a buscar una respuesta ingeniosa con la cual desarmar al seleccionador. Se equivocó de medio a medio porque, por si no bastara todo lo anteriormente expuesto, el mundo del fútbol sabe que mientras Valdano es un peso pesado de la dialéctica, Del Bosque no llega ni de lejos al peso medio. Y la gente suele ponerse del lado del más débil.

Esto lo único que demuestra es que entre Valdano y Florentino y Del Bosque quedaron cuentas pendientes. El número dos del Real Madrid no ha sido tan duro con Laporta -y eso que al presidente del Barcelona sólo le ha faltado criticar a Santiago Bernabéu- como con Del Bosque. En realidad, y eso es lo que me llama más la atención, Valdano sencillamente "no ha sido" con Laporta. Anoche, por cierto, Angel Cappa, segundo de Valdano cuando éste dirigió al Madrid desde el banquillo, me definió la contratación de Cristiano Ronaldo como obscena. Debe ser que Cappa, que está a puntito de proclamarse campeón del Torneo Clausura argentino con Huracán, también tiene algún recibo pendiente de cobro porque cuando le pregunté si mantenía alguna relación con su ex jefe tuve la impresión de que le había nombrado a la bicha. Espero la contestación de Valdano, salvo, por supuesto, que desde el club no se quiera incomodar con ella a los vecinos del barrio de Nueva Pompeya. Eso sí, Cappa también es peso pesado.
A continuación