El penúltimo raulista vivo

Cristiano, el mejor futbolista del mundo

Cada nueva actuación de Cristiano Ronaldo es otro bofetón más en la cara dura de ese personajillo llamado Joseph Blatter. No me parece baladí el hecho de que el único defensor que le ha salido al suizo haya sido Dani Alves, un personaje que lo mismo un día te aparece en la sala de prensa tocando unas maracas y con un traje de neopreno que lo hace en batín de guatiné. Blatter se ha quedado absolutamente solo en su ridiculez y no existe abogado defensor en el mundo capaz de sacar adelante un caso que a cada gol de Cristiano, a cada actuación suya sobre un terreno de juego, se hace más y más indefendible. Y creo que, por mucho tiempo que pase desde el ridículo del jefe de la FIFA en Oxford, a cada tanto habrá que recordarlo para que no caiga en el olvido su lastimosa actuación.

Lo de Cristiano sí que es de otro mundo, el portugués sí que es un marciano. Con su gol de anoche en Turín ya lleva 8 en los 4 partidos que ha jugado en la fase de grupos de la Liga de Campeones, igualando el record de Van Nistelrooy y Crespo. Cristiano también se ha convertido en el jugador que más goles ha conseguido en Champions en un año natural (14) superando los 13 de Messi en 2012. Además ayer alcanzó a Shevchenko, que marcó 59 goles en la máxima competición continental, y ya tiene a tiro a Raúl, Messi y Van Nistelrooy. Por lo demás, el Real Madrid también ha igualado el registro culé de marcar en 29 partidos seguidos y se ha convertido en el primer equipo en hacerlo en 20 encuentros fuera de su casa.

Han tenido que pasar cuatro largos años para que quienes afirmaron con rotundidad que pagar 96 millones de euros por el portugués era una auténtica locura hayan llegado a la conclusión de que Cristiano fue barato, que es lo que yo dije en cuanto llegó aquí. Cuatro años. Ahora es Bale, quien por cierto volvió a marcar anoche herniado y todo, el jugador caro, la locura de una noche de verano de Florentino Pérez. Caro fue Kaká, cuya implicación con el club fue nula. No hay más que ver a Bale moviéndose por el campo para darse cuenta de que, como en el caso del mejor futbolista del mundo, su fichaje saldrá barato. Cristiano dijo ayer que Blatter es pasado y tiene razón. Aunque con sus goles deje una vez más en evidencia al fistro pecador. Un fistro que decide quién gana el Balón de Oro.

A continuación