El penúltimo raulista vivo

Cristiano, bromitas las justas

Una cosa es que la FIFA ampliara en su día el plazo de votación para el Balón de Oro y otra muy distinta que Cristiano Ronaldo no merezca ganarlo. Me explico: el diario uruguayo El País, que elige todos los años al mejor jugador de Europa, no ha ampliado el plazo de la votación y sin embargo ha elegido esta vez a Cristiano muy por delante de Ribery y de Messi. El premio de El País uruguayo no lo concede su propietario sino que resulta del voto de 120 periodistas europeos, que ya decidieron que Cristiano era el mejor en 2008, justo el año en el que Ronaldo conquistó su único Balón de Oro. Cristiano, que acaba de ganar el Globe Soccer, también fue elegido abrumadoramente (74%) como el mejor del año que ahora acaba por los lectores de la revista France Football, precisamente la fundadora del Balón de Oro.

Otro diario deportivo de prestigio, Il Corriere dello Sport, apostaba en noviembre por Cristiano por delante de Messi, y en su editorial explicaba las razones por las cuales había sido en su opinión mejor el portugués. Y hace algunos días Cristiano también recibió el premio World Soccer, un galardón que casi asegura ganar el Balón de Oro puesto que, salvo en dos ocasiones, eso es precisamente lo que viene sucediendo desde el año 2000. Así que, salvo las opiniones interesadas en que gane uno u otro candidato, lo cierto y verdad es que el resto apoya mayoritariamente la candidatura de Cristiano como merecedor al Balón de Oro de 2013. Podría suceder que, incluso en contra de la opinión mayoritaria de los lectores de France Football, Cristiano ganara absolutamente todos los galardones individuales de 2013 salvo el Balón de Oro, pero eso no dejaría en evidencia al futbolista del Real Madrid sino a la propia revista y, por supuesto, a la FIFA.

Pondré un ejemplo cinematográfico reciente. El actor francés Jean Dujardin ganó en 2011 el premio a mejor actor en el festival de Cannes, el premio de la Broadcast Film Critics Association, el Screen Actors Guild, el Globo de Oro, el BAFTA... ¿Se imaginan en qué lugar habría quedado la Academia si no le hubiera concedido el Oscar, el premio más prestigioso de todos?... Otra cuestión distinta es el crédito que le concedamos al Balón de Oro; yo, ya lo gane Cristiano, Messi o Héctor Chumpitaz, no le concedo absolutamente ningún crédito. También niego formar parte de una conjura cuyo único objetivo en la vida consista en hacer lobby a favor del delantero portugués, más bien creo que la conjura la forman precisamente aquellos que, yendo tozudamente contra la realidad de un año espelendoroso culminado con 69 goles, insisten en que el mejor es Messi y el segundo mejor es Messi lesionado.

El otro día Cristiano se permitió una licencia al bromear asegurando que él se merecía el Balón de Oro todos los años. Era, claro, un chascarrillo, un guiño realizado al calor de una distendida entrevista. Los de la "conjura anti" han aprovechado la broma para agarrar como siempre el rábano por las hojas y llevar rápidamente el agua hasta su molino, que quizás sea el de Diego Costa, quien por cierto se ha apresurado a decir que él le daría el Balón de Oro... a Cristiano, cómo no. Aprovecho para volver a repetir que si yo fuera Cristiano no iría a la gala de la FIFA y para insistir en que yo creo que al final lo hará. Y no lo hará por supuesto por Blatter, que le faltó al respeto gravemente, sino por Portugal, que dentro de seis meses participa en un Mundial, y por el Real Madrid. De forma, querido Cristiano, que a partir de ahora bromitas las justas si no quieres que te vuelvan a lapidar. Y cuando en enero te den el Balón de Oro, que te lo darán, agradéceselo como es debido a Leo Messi y lárgate de allí rapidito que no está el horno para bollos. Entrar y salir, entrar y salir... Cronometremos nuestros relojes...

A continuación