El penúltimo raulista vivo

Contra Mou vivían mejor

Hace 45 días que Florentino Pérez anunció oficialmente que José Mourinho no cumpliría su contrato y abandonaría el club blanco, 33 que esa decisión se hizo efectiva y el entrenador portugués se marchó de España tal y como pretendía la opinión publicada de este país, 24 que el ex técnico blanco era presentado como nuevo máximo responsable del Chelsea y tan sólo 7 desde que se anunció en rueda de prensa que su sustituto en el banquillo merengue iba a ser el italiano Carlo Ancelotti. Pues bien: hay un sector muy concreto del periodismo deportivo español, el que más cuentas personales pendientes tenía con él, que aún no se ha hecho a la idea de que, del mismo modo que pasaba con la Laura de la canción de Nek, Mou ya no está, Mou se fue, Mou se escapó de su vida, y yo que sí estoy pregunto a estos colegas en voz alta por qué le aman a pesar de las heridas.

Mes y medio después del anuncio público de la rendición de un modelo de club, que era lo que sin duda perseguían desde el inicio estos periodistas, hoy aparece en la portada del As una encuesta que dice que el Real Madrid sigue perdiendo imagen en España con respecto a otros equipos (significadamente el Barcelona) y la "información" viene apoyada, ¡cómo no!, por una fotografía del ausente Mourinho, principio y fin de todos los males que achacan a la humanidad. Hacía yo a Alfredo Relaño saboreando su pírrica victoria (que no es tan despreciable desde el punto y hora que él y otros como él acabaron convenciendo a un sector de aficionados madridistas de que había que extirpar a Mou cuanto antes) pero es que ni saborear puede mientras campe por sus respetos el gran elefante blanco.

El odio de los Tattaglia nubla su sesera y afecta a todo aquello que ellos huelan que puede tener que ver con Mourinho, desde una entrevista a Karanka en la revista DT hasta la defensa a ultranza que de Arbeloa (ellos querrían que el madridismo defendiera a Xavi) pueda hacer un grupo cada vez más reducido de socios del club blanco. Decía sobre las encuestas Alfonso Guerra, que habrá que reconocer que de la materia demoscópica algo sabe, que lo primero que él hacía para poder entender el resultado era enterarse de quién la había encargado. Esta, como decía, la ha encargado Alfredo Relaño. Pronto se dará cuenta Ancelotti de lo que ha hecho fichando por el mejor club de fútbol del siglo XX. Y si se le ocurre ganar algún título también se dará cuenta de su familia. Aquí no se andan con chiquitas.

A continuación