El penúltimo raulista vivo

Conclusión: el Real Madrid tiene que jugar la Europa League

En su artículo de hoy en el As, Alfredo Relaño hace referencia a unas palabras de Arrigo Sacchi: "El Madrid ficha a los mejores del mundo, pero luego resulta que no sólo gana menos que el Barça, sino últimamente también menos que el Atlético y el Sevilla". Lo que en realidad hace Sacchi, y por cierto en el periódico que dirige el susodicho Relaño, es referirse a un artículo (falso, como ahora comprobaremos) de La Gazzetta dello Sport ("el otro día leí un artículo...") en el que se afirma que, desde el año 2009, o sea desde que Florentino Pérez accedió por segunda vez a la presidencia del club blanco, Barcelona, Atlético y Sevilla han ganado más títulos. Lo del Barça es cierto... relativamente, todo depende de lo estrictos que seamos a la hora de emplear el adverbio "últimamente", pero lo del Atlético de Madrid y el Sevilla es falso de toda falsedad. Mienten, y por su orden, el periódico italiano, Sacchi y Relaño; y el objetivo de los tres es exactamente el mismo: dejar en evidencia a Florentino.

Lo que más me preocupa es que comprobar ese dato está al alcance de cualquiera. De cualquiera. No hace falta, por supuesto, haber estudiado cinco años de carrera o haber ganado una Copa de Europa para ello. Podría hacerlo un niño de cinco años. O, bien entrenado, un mono Y, aún así, el periódico italiano pone en juego el balón, el entrenador centra y el director del As remata a gol, como siempre en fuera de juego: Villarato. Desde 2009, que es al parecer el año elegido ahora (mañana será otro año, otro decenio, un siglo nuevo...), el Real Madrid ha ganado una Copa de Europa, un Mundial de clubes, una Liga, dos Copas, una Supercopa europea y otra española mientras que el Atlético de Madrid ha ganado una Liga, una Copa, dos Supercopas de Europa, una Supercopa de España y dos Europa Leagues y el Sevilla ha ganado dos Europa Leagues y una Copa. Dejando a un lado que la actual Europa League, que es la antigua Copa de la UEFA, no la juega el Madrid desde los tiempos de la Quinta del Buitre y, por ende, no puede ganarla, el Atlético de Madrid ha ganado desde 2009 el mismo número de títulos que el Real Madrid mientras que el Sevilla ha ganado cuatro títulos menos. Y ahora preguntemos a los Supertacañones: "¿Cambiarían ustedes una Copa de Europa por cinco Europa Leagues?"... Yo, desde luego, no.

A mí Sacchi me cae bien. Y el Milan era un auténtico equipazo, eso es cierto. Habrá quien crea que aquel Milan fue tan poderoso por Sacchi, por sus métodos revolucionarios y porque entrenaba atando una cuerda a la cintura de sus defensas; yo, sin embargo, me inclino por pensar que lo era por Gullit, Van Basten, Rijkaard, Ancelotti o Baresi... No sé si es cierto o no que Florentino Pérez hace poco caso a sus entrenadores; tengo la impresión de que esa afirmación es una leyenda urbana como la de los cocodrilos de Nueva York, pero no lo sé, lo desconozco. Lo que sí sé es que tendría que haber hecho menos caso de sus directores deportivos, y en especial del propio Sacchi, que ocupó ese puesto de diciembre de 2004 a diciembre de 2005 y, en ese período de tiempo, captó para el Real Madrid a Gravesen, Diogo, Pablo García y Cicinho, futbolistas todos ellos que han dejado una huella tan profunda en la memoria colectiva del madridismo que habrá que frotar mucho con lejía para lograr arrancarla algún día. Conclusión: el Real Madrid tiene que jugar la Europa League.

A continuación