El penúltimo raulista vivo

Con la L de lío

Hasta las dos y media de la tarde de ayer la noticia era el "hoy no es el día" de Antoine Griezmann pero a las cinco menos diez todo dio un giro de 180 grados con el anuncio por parte del Real Madrid del nombre de su nuevo entrenador, que estaba más cerca de lo que todos creíamos. Y no, no fue la M de Míchel, como yo reclamaba anoche, sino la J de Julen o la L de Lopetegui: Julen Lopetegui fue el elegido y firmará su nuevo contrato con el Real Madrid para los tres próximos años en cuanto acabe el Mundial de España, un Mundial que arranca dentro tres días como quien dice. De la elección de Lopetegui, del hombre elegido por el Madrid, del momento escogido para hacer pública la decisión, del por qué él y no otro se está hablando por supuesto antes, se hablará durante y, dependiendo de lo que ocurra en el Mundial, se hablará más o menos después. Se hablará más si a España no la va bien y menos si España alcanza, por lo menos, las semifinales. Sobre la elección de Lopetegui me gustaría decir varias cosas...

Uno) Julen Lopetegui será entrenador del Real Madrid por descarte, lo que no supone faltarle en absoluto al respeto ni dudar de sus conocimientos. Yo creo que de los 21 nombres que han sido relacionados con el banquillo merengue, al menos 18 eran descartes. Me parece que el Real Madrid quería a Pochettino y, si Pochettino no podía, quería a Klopp. De ahí para abajo, todos los demás eran descartes. Como por Pochettino había que negociar con Levy, y por ese dolor de muelas estaba dispuesto a pasar Florentino, y Klopp tenía contrato con el Liverpool, en el Real Madrid asumieron la idea de que viniera quien viniera no sería su primera elección, más que nada porque su primera elección estaba el domingo en la pista Philippe Chatrier de Roland Garros.

2) Puestos a elegir un entrenador por descarte, un técnico de emergencia, ¿qué mejor que elegir a uno español y que conociera la Liga española? Ahí cobró fuerza la candidatura de Míchel, que además tenía a su favor el plus de que estaba libre. Pero el Real Madrid ha preferido pagar dos millones de euros más de los que habría tenido que abonar por Míchel, que habrían sido cero euros, por otro entrenador español, que conoce la Liga española y que conoce a muchos de los jugadores con los que se va a encontrar a partir de julio.

3) Supongo que una de las reflexiones que han hecho en el Real Madrid ha sido la siguiente: "De acuerdo, se nos ha ido un entrenador que conocía a los 24 jugadores... ¿Por qué no traer a uno que conozca al menos a la mitad?"... Lopetegui, es de Perogrullo, conoce a los internacionales y ha trabajado, por ejemplo, con Casemiro. No conoce a todos pero, a excepción de Zidane, es el entrenador del mundo que mejor conoce a muchos de los jugadores del Real Madrid.

4) Parece lógico deducir que este fichaje habrá sido consultado, por ejemplo, con Sergio Ramos. Y, puesto que ha llegado a buen puerto, al menos para el Real Madrid, es sencillo concluir que la opinión de Ramos habrá sido positiva. El fichaje de Benítez se hizo a espaldas del vestuario y al día siguiente los futbolistas ya estaban haciendo declaraciones cuando menos extrañas. Con el fichaje de Lopetegui se confirma que la directiva del Madrid quiere un entrenador de consenso, que cuente con la anuencia del vestuario y que conozca a los jugadores.

5) Me pongo en los zapatos de Florentino y el marrón era importante, y lo ha solucionado de aquella manera. Me pongo en los zapatos de Lopetegui, que había renovado como seleccionador hasta 2020, y el del Real Madrid es un tren que uno no puede dejar escapar. Pero si me pongo en los zapatos de Luis Rubiales, si me coloco su traje y me anudo su corbata, yo me sentiría traicionado porque el presidente de la federación se ha enterado de todo 5 minutos antes. Hace tres días, en la concentración de España, un periodista le preguntaba a Lucas Vázquez por el adiós de Zidane y Lopetegui decía, sonriendo, "Mundial, Mundial, sólo Mundial"... ¿Sólo Mundial? ¿Mundial, Mundial, sólo Mundial? El acuerdo se cerró ayer pero los contactos venían produciéndose desde hace más de 3 días, así que cuando Lopetegui pidió que sólo se hablara del Mundial ya sabía que podía ser el sucesor de Zidane.

6) El adiós impredecible de Zidane le ha regalado el banquillo del Madrid a Lopetegui y, de rebote, puede regalarle el banquillo de la selección nacional... ¿a quién? Pues sí señor, a José Miguel González Martín del Campo, la M de Míchel otra vez. Y ahora os vuelvo a preguntar: ¿Hizo bien Zidane o hizo mal? ¿Fue o no fue un pelín egoista el gran Zizou?

A continuación