El penúltimo raulista vivo

Chilenas falsas de Messi para contrarrestar la chilena verdadera de Cristiano

Luego se enfadan conmigo si les llamo "periobarcelonistas" pero la verdad es que no se me ocurre un calificativo más blandito que ese para definirlos. Por ejemplo, el otro día, en El Transistor, el director de Mundo Deportivo, Santi Nolla, dijo que él vio goles de Umtiti y Messi en los que De Rossi y Manolas marcaron en propia puerta en el transcurso del Barça-Roma (4-1). Ven goles de Messi aún cuando los marca un jugador rival en propia puerta y, en ocasiones, ven muertos, como Cole Sear, el niño de El sexto sentido. Da un poco de miedito, ¿a que sí?... Ha sentado tan rematadamente mal que Cristiano marque en Turín el gol perfecto que el otro periódico periobarcelonista, el Sport, ha puesto en danza un vídeomontaje de aficionados culés con goles editados (y falsos) de Messi también de chilena.

El titular de la falsa noticia de los falsos goles con las falas chilenas de Messi es el siguiente: "La respuesta de los fans de Messi a la chilena de Cristiano". Y si el titular llama al equívoco (porque es perfectamente posible que alguien al leerlo piense que los goles son verdaderos) los subtítulos aún lo hacen más, ahí van: "Los seguidores de Leo Messi cuelgan un repertorio de goles de chilena en las redes sociales" y "Los fans de Messi quieren contrarrestar con este video la 'propaganda' que se ha hecho de la chilena de Cristiano". Para descubir la verdad hay que llegar hasta la línea número 24 de la "noticia": "Han realizado un curioso vídeo con cómo podrían ser algunos de los goles de chilena que podría haber logrado Messi si las que ha intentado durante su carrera hubieran entrado". Ah, pero... ¿es que no entraron? ¿Es que el vídeo de los goles es falso? Para saber eso, insisto, hay que llegar a la línea número 24 ya que antes se despachan contra la "caverna" y quitan mérito al gol que sí existió, el de Cristiano en Turín, y que provocó que la grada del estadio prorrumpiera en aplausos.

En el mismo diario, el Sport, y bajo la firma de Iván San Antonio, se dice: "Cristiano Ronaldo no se alimenta de goles. Sus goles sólo sirven para poner en marcha la cadena de montaje por cuya cinta circulan elogios histriónicos hacia el portugués"; pero, ¿hay algo más histriónico que inventarse goles de chilena de Messi para contrarrestar el de Cristiano? De forma que de una acción buena y bonita en sí misma, el periobarcelonismo sólo es capaz de inventarse noticias falsas y sacar basura. Es el eterno complejo de inferioridad y el odio hacia todo lo que huela a blanco que estos caballeros no son capaces de ocultar, al menos no tan capaces de hacerlo con la sutileza y la creatividad del periodismo de bufanda antimadridista, que va de objetivo por la vida cuando tiene una úlcera desde hace lustros.

A continuación