El penúltimo raulista vivo

Castigo ejemplar para Mourinho y Cristiano

Pues sí, efectivamente, considero que deberían castigar a Mourinho porque Preciado se llevó las manos a los genitales y lanzó una botella de agua contra el autobús del Real Madrid, y también a Ronaldo por el hachazo que le dio Botía sin venir a cuento casi al final del partido. Ese gesto de CR7 alzando los brazos ostensiblemente y pidiendo que le dieran más tralla no debe ser pasado por alto por el Comité de Competición, la CIA, el FBI, el Mossad y la ONU; hay niños viendo la tele a esas horas, y Cristiano es un ejemplo para ellos. Siento no poder estar de acuerdo con mi amigo Juan Pablo Polvorinos cuando dice que alguien del club debería llamar la atención a Mourinho porque la actitud del entrenador genera antimadridismo: llegas treinta años tarde, Juan Pablo; no en vano, ese famoso "¡así, así, así gana el Madrid!" que le gritan al Real en todos y cada uno (repito: todos y cada uno) de los campos de España tuvo su infausto orígen justo en El Molinón de Gijón.

Lo único que hizo Mourinho fue criticar la pasividad y actitud de rendición de Preciado cuando visitó el Nou Camp, y comentar que en Inglaterra sancionarían al club que hiciera algo parecido. ¿Cómo definir a un entrenador que va a jugar un partido con 8 suplentes?... Valiente, desde luego, no. Insisto: yo también soy un canalla. Mourinho criticó a Preciado, que no al Sporting, por su actitud timorata, y Preciado insultó a Mourinho llamándole canalla. De ser cierto eso que comentan de que Mourinho andaba mosca con el club por no haber sacado la cara por él, yo le doy la razón. El otro día decía que el portugués quiere que el club, y no sólo el primer equipo, funcione como un reloj; también, por supuesto, los directivos. Butragueño ha dicho hoy que no se fichó a Mourinho para hacer amigos: bueno, no está mal, más vale tarde que nunca.

Lo mejor será que los madridistas se den cuenta cuanto antes de que su club está sólo contra todos. No es de ayer, ni de anteayer. Quien no es madridista es antimadridista. El debate acerca de si Mourinho es así o asá me resulta también un poco falsario porque Florentino Pérez decidió ficharle sabiendo perfectamente qué es lo que era exactamente. A Mourinho se le ha traído aquí para ganar, y ganar, y ganar, y volver a ganar, y, a las pruebas me remito, él está cumpliendo sobradamente con su parte del trato: ya se ha convertido en el mejor entrenador debutante de la historia de la Liga. Él ha venido aquí para poner a un hombre en la luna y no le gusta que la mujer de la limpieza dude. El club deberá reaccionar mucho antes la próxima vez que un entrenador rival le llame canalla. Y los niños, a la cama.

A continuación