El penúltimo raulista vivo

Carrera de obstáculos y polémicas ficticias

La presencia de José Mourinho en el banquillo del Real Madrid se ha convertido en una permanente e inacabable carrera de obstáculos. Y, a medida que el portugués va cerrando polémicas, se van abriendo otras, solapándose incluso. Llamó mucho la atención en su día que Aitor Karanka compareciera ante los medios de comunicación en vez de hacerlo el primer entrenador y se llegó incluso a promover un plante, pero lo excepcional se ha convertido lentamente en habitual y ya nadie se sorprende cuando aparece Karanka y no Mourinho, ni mucho menos se amenaza con dejar colgado al segundo técnico blanco. Es como la prohibición de fumar dentro de los bares, que al principio generó un revuelo nacional y ahora se ve como algo normal e higiénico. Pero el trabajo de Mourinho es entrenar a su equipo según su leal saber y entender y no polemizar sobre todo con todo el mundo.

Otra polémica que perdió fuste fue la de si Mourinho sería capaz de sentar en el banquillo a Casillas. Sí, sí, de acuerdo, el portugués sentó a Cristiano y también a Ramos pero... ¿A que con Iker no se atrevería?... Casillas es un icono vivo del madridismo, un ídolo, una referencia, con él no lo haría. Hasta que lo hizo. Y ahora la nueva polémica, que no ha abierto el actual cuerpo técnico madridista, es si Casillas entrena bien o entrena mal. Este nuevo melón lo caló Arrigo Sacchi y ayer, tras confirmarse que Casillas ya tiene el "alta competitiva", le preguntaron por ello a Karanka: "¿Cree usted que Iker entrena bien o entrena mal?"... Más polémica. ¿Qué responder?... Contestarle al periodista que Casillas estaba efectivamente entrenando mal supondría provocar la III Guerra Mundial; contestarle que Casillas estaba entrenando bien volvería a cuestionar la decisión de Mourinho de darle la titularidad a Diego López.

Karanka debía optar por dos respuestas malas para los intereses del Real Madrid Club de Fútbol, que es por cierto quien le paga tanto a él como a su jefe y a Casillas, y entonces eligió una intermedia: "Esa no es una pregunta para mí". Al rato vi titulares del siguiente jaez: "Karanka no aclara si Casillas entrena bien o entrena mal". Por supuesto que Mourinho no es el primer entrenador madridista que polemiza con Iker Casillas (Capello prefería a otro, Del Bosque le sentó brevemente y Sacchi ha dicho lo que ha dicho) ni tampoco es el primer técnico que se las tiene tiesas con la prensa (recuerdo, incluso, alguna agresión física por parte de un seleccionador nacional) pero lo que ahora interesa es convertir a Mourinho en el principio y el fin de todos los males. Sí es cierto (aunque según algunos no fuera a atreverse) que el portugués es el primero que ha dejado en el banquillo permanentemente a IKer. Al principio duele, pero luego uno se acostumbra.

A continuación