El penúltimo raulista vivo

Boga de ariete contra José Mourinho

Me encantan los "profetas del pasado". Lo digo en serio. Me lo paso pipa con ellos. Disfruto como un enano viéndoles buscar cada día que pasa nuevas excusas. Y va por días: los lunes toca Sahin, los martes Granero, los miércoles la cantera, los jueves el colegio de Lugano, los viernes Paramés, los sábados Carvajal y los domingos el "lobby portugués". Van a quemar las naves contra Mourinho porque alguien ha debido olerse la tostada de que ha llegado el momento decisivo de la temporada y que, con media Liga en el bolsillo, lo que no puede consentirse en modo alguno es que el Real Madrid haga una buena Champions, cuánto menos ganarla. En ese sentido, al de las excusas me refiero, debo reconocer que el "factor Albiol" ha supuesto una novedad para mí, más que nada porque quienes se han tirado 6 meses exigiendo su titularidad son los mismos que ahora le achacan al chaval el postrer empate del CSKA.

Resulta de todo punto paradójico que esa obsesión enfermiza que Mourinho tiene por el empate a cero haya conducido a su equipo a ser el segundo máximo goleador de la fase previa de la Champions con 19 goles, uno menos que el Barcelona; eso sí, a diferencia del equipo entrenado por Guardiola el Madrid de Mourinho sólo encajó en ese período de tiempo 2 goles, 2 menos que los culés. Pero es que el Real ha marcado 6 goles más que el Chelsea, 8 más que Milan y Bayern, 10 más que el City, 11 más que el Inter y 12 más que el Arsenal del jugón Wenger. Cabe deducir, pues, que Mourinho ordena que se hagan unas cosas y los jugadores hacen otras bien distintas sobre el campo, pero, como el equipo está batiendo todos los records habidos y por haber, el portugués, que es un pillo, se calla y no les echa la bronca.

La Liga pinta peor porque ahí el Real Madrid sólo ha marcado 79 goles en 23 jornadas, la media más alta sin duda (3,4 goles por encuentro) de todas las competiciones potentes de Europa. El asunto está más claro que el agua y ejemplos para ilustrarlo hay mil: con tres cuartos de Liga en el bolsillo y diez puntos de ventaja con respecto al "mejor equipo de fútbol de la historia" se ha ordenado la boga de ariete contra José Mourinho. ¿Por qué?... Responderé a la gallega: ¿Alguien se imagina dónde tendrían que meterse todos estos si al Madrid le da por ganar Liga y Champions en un mismo año?... El Real cometió ayer el pecado mortal de empatar en Moscú. Insoportable. Inasumible. Éticamente reprobable. El Madrid, por cierto, todavía no ha perdido un partido europeo fuera del estadio Santiago Bernabéu con Mourinho sentado en el banquillo, y el gol que los rusos marcaron ayer en el minuto 93 es el primero que le meten esta temporada a Casillas fuera de casa. Aún recuerdo aquellos días en que se iban para Alemania y volvían con un saco.

A continuación