El penúltimo raulista vivo

Bobolari

El otro día intenté explicar con el ejemplo del éxito danés en la Eurocopa del 92 que al final un equipo es, como suele decir Jorge Valdano, un estado de ánimo. Absolutamente nadie contaba con Grecia en 2004 pero se fue creciendo a lo largo del campeonato, tuvo fe en sus posibilidades y acabó ganándolo contra todo pronóstico. Lo cierto es que pese a que Otto Rehhagel sigue siendo el seleccionador heleno, Grecia, que venía de ganar la Eurocopa, fue incapaz de clasificarse para el Mundial de 2006 y en 2008 cayó eliminada en la primera fase del campeonato del que era campeona. Por lo que se ve, el hecho de que Nielsen y Rehhagel tuvieran éxito una vez en el pasado no garantizaba en absoluto el éxito del futuro. ¿Quién contaba con España para la Eurocopa de 2008?... Nada hacía presagiar que Luis Aragonés, que venía de fracasar estrepitosamente en el Mundial de 2006, diera con la tecla exacta dos años más tarde y sin embargo lo hizo.

Si bien se pueden contar con los dedos de una mano y todavía nos sobrarían el pulgar, el anular y el corazón, lo cierto es que algunos nostálgicos del régimen han querido pasarle factura a Del Bosque por tocar lo inamovible, tomar sus propias decisiones y pensar por sí mismo, cuestión ésta que está muy mal vista. En Cerdos y Diamantes, el gánster Ladrillo le dice a su guardaespaldas lo siguiente: "Ya te he dicho que pensar te puede traer problemas". Se criticó (porque perdimos) con acidez retenida durante 13 partidos a Del Bosque por los cambios y la táctica empleada contra Estados Unidos, pero no se ha alabado (quizás porque ganamos) el doble cambio que el seleccionador hizo sustituyendo a Torres y Villa, absolutamente inoperantes, y dando entrada de golpe a Silva y Güiza, quien fue a la postre salvador del equipo nacional. Está claro que nuestra larga tradición en la Copa Confederaciones nos convertía en los claros favoritos por delante de Brasil: otra vez será.

Y sí, Luiz Felipe "Bobolari" ha hablado de Raúl para contar una de esas viejas y manoseadas mamarrachadas de barra de bar. Con objeto de justificar su propio fracaso (a precio de oro) en el Chelsea y "demostrar" que el problema consistió en que Drogba y Ballack no le hicieron ni caso, el entrenador del prestigioso Bunyodkor ha puesto como ejemplo (malo) al 7 de España, el problema del Real Madrid. Aquí el auténtico problema que tiene el fútbol mundial, no el Real Madrid, no es Raúl sino el crecimiento exponencial disparatado del número de tontos por metro cuadrado. A "Bobolari", excepción hecha del Campeonato Gaúcho y la Copa del Emirato, sólo se le conoce un triunfo a nivel universal y ese no fue otro que la obtención del Mundial de 2002 como entrenador de Brasil. Gracias a Dios que Cafú, Roberto Carlos, Ronaldinho, Ronaldo y Rivaldo siguieron al pie de la letra las exitosas instrucciones de su entrenador porque de lo contrario no sé qué habría sido de Brasil. En realidad, si me apuran mucho, no sé qué fue de Brasil antes de "Bobolari" ni sé qué será del Chelsea después de él. ¿Puede que jueguen bien?...  
A continuación