El penúltimo raulista vivo

Bienvenidos a casa

Florentino Pérez decía el miércoles que José Mourinho se encontraba ante su mayor reto profesional, y yo estoy de acuerdo con él: no resulta nada fácil cohabitar con el mejor Barcelona de toda la historia, y mucho menos tratándose de un club como el madrileño que está acostumbrado siempre a ser el número uno. Son ciclos, sí, y el actual también pasará, pero el Real Madrid tiene un nivel de exigencia interno y externo que no sería capaz de aguantar ningún club deportivo del mundo, y no me refiero sólo al fútbol. Los madridistas se encuentran muchas veces con la inmensa paradoja que supone que sean los de fuera quienes vengan a explicarles qué es el Real, cómo ha de comportarse el equipo, qué fútbol debe practicar y qué es y qué no es un fracaso: ven la paja en ojo ajeno y silban El puente sobre el río Kwai cuando se trata de lo suyo.

El Madrid lleva siendo eliminado desde el año 2005 a las primeras de cambio, o sea en octavos, de su competición, la Copa de Europa; a saber: Juventus, Bayern, Arsenal, Roma, Liverpool y Lyon. Un auténtico desastre, un terremoto, una debacle... que no habría podido soportar ningún otro equipo de fútbol del mundo. Tengo para mí que el Real ha aguantado con solvencia y sin quejarse las pruebas de estrés a las que ha sido sometido, y eso se debe en gran medida a que continúa teniendo un crédito ilimitado en el fútbol mundial. El caso es que el Real Madrid ha vuelto, ha regresado, ya está de nuevo aquí de la mano de José Mourinho, un hombre que no se asusta con facilidad pese a que traten de amedrentarle los "empotrados" de la prensa deportiva culé.

Y al margen del comportamiento servil de los periobarcelonistas encamados con Rosell, que es significativo del recelo que despierta allí el resurgir blanco, no hay más que echarle un vistazo por encima al ránking de la UEFA para comprobar que el Real Madrid vuelve a mandar en Europa. Cualquier otro habría desaparecido del mapa después de seis fracasos seguidos tan estruendosos, pero el Madrid bajó en el ascensor hasta la undécima planta. Pese a todo, en la actual temporada lidera la clasificación por delante de Bayern de Munich, Manchester United, Chelsea y Barcelona, que aparece el quinto. Dieciséis puntos de dieciocho posibles, un empate en Milan y el resto todo victorias. Dentro de treinta y cinco minutos aproximadamente empezará otro sorteo de octavos de la Champions y la suerte para el resto vuelve a llamarse eludir al Real Madrid. Bienvenidos a casa.

A continuación