El penúltimo raulista vivo

Beckenbauer no tiene ni idea de fútbol

1) Yo tampoco creo que Del Bosque aceptara una oferta en firme del Fútbol Club Barcelona, el asunto no es ese. Tengo la impresión de que si hoy sales a la calle y le preguntas a un socio o aficionado del Real Madrid si a él le extrañaría que Del Bosque fichara por el Barça lo más probable es que te dijera que no. ¿Por qué?... Muy sencillo: porque pienso que en el madridismo existe el convencimiento de que, desde su puesto de seleccionador nacional, siempre que ha tenido que tomar partido por su ex equipo o por el equipo catalán Vicente lo ha hecho por éste último. Y si alguien se toma la molestia de hacer una encuesta, ya puestos que pregunte también a la gente por qué piensa que Arbeloa se ha caído de la última convocatoria de España. ¿Estoy equivocado?... Fácil: hágase la encuesta.

2) Lo siento pero no puedo dejarlo. Cuestión de carácter supongo. No puedo dejarlo porque me solivianta que se emplee una vara de medir con unos y otra distinta con otros. En su día, cuando Villa aceptó la oferta del Atlético de Madrid, dije que el asturiano se acababa de quedar sin Mundial. Me ratifico en ello. Villa no irá al Mundial porque ya no pertenece al Barça y porque además últimamente no cuenta demasiado para Simeone, que prefiere hacer acompañar a Diego Costa con Raúl García. Si Cesc es el delantero falso, García debe ser el delantero falsísimo porque esa no es ni de largo su posición habitual, ¡pero como lo hace Simeone!... A nadie se le ocurre decir hoy que Simeone está faltando al respeto a un campeón del mundo, tampoco que Simeone esté perjudicando a la selección nacional. El Cholo, claro, toma sus decisiones por motivos estrictamente profesionales y no como otros. Pero gracias a Mourinho España ha recuperado para la causa a un gran lateral, Azpilicueta, a quien alinea en el Chelsea... ¿por ser español?

3) Hubo un tiempo en el cual decir que te aburría el juego del Barça y, por lógica extensión puesto que son un calco, el de España, suponía la excomunión inmediata. Ya no. Hoy ya se atreve cualquiera. No creo que Guardiola iguale el temporadón de Heynckes, el hombre al cual traicionó con la connivencia de los dirigentes del Bayern, pero justo es reconocer que el equipo alemán está que se sale. Está que se sale, entre otros pequeños detalles, porque su cantera es universal y cuando le interesa Götze, Thiago, Martínez o Lewandowski no tiene más que sacar la billetera. Hasta hace poco Hoeness, que hoy aparece envuelto en un pequeño delitillo fiscal que ya va por los 27 millones de euros, definía esa actitud como de "circo" cuando hablaba del Real Madrid, hoy ya no. A lo que iba: el Bayern apabulla a sus rivales pero resulta que un tal Franz Beckenbauer dice que al final les pasará como al Barcelona, que nadie les querrá ver y que se la pasan hasta en la línea de gol. Ya está, solucionado: Beckenbauer no tiene ni idea de fútbol. A otra cosa mariposa.

A continuación