El penúltimo raulista vivo

Bartomeu tiene razón

Está claro que el barcelonismo no piensa darle tregua a Mourinho ni por tierra (declaraciones de Bartomeu), ni por mar ("noticia" de TV3), ni por aire (declaraciones de Xavi, Piqué...). Cuando todo volvía a estar en calma y nos preparábamos para asistir a un plácido fin de semana de selección, el vicepresidente culé ha vuelto a la carga para decir que el Real Madrid debería hacer algo con Mourinho. Y yo, por una vez y sin que sirva de precedente, no puedo por menos que estar de acuerdo con Bartomeu: el Real Madrid tiene que hacer algo ya con Mourinho... ¡ampliar su contrato hasta el año 2020 por lo menos!... Jamás, y mira que han podido pasar por ahí entrenadores a lo largo de veintitrés años ejerciendo el periodismo, he tenido tan claro que alguien era el técnico ideal para el Madrid.

Estoy, como decía, con Bartomeu: ampliación del contrato por otras seis temporadas más para José Mourinho. Así, con la noticia de la ampliación del contrato, el Real Madrid mataría varios pajarracos con un sólo tiro. Es más, yo nombraría a Eladio Paramés director general de comunicación y anunciaría la presentación por parte del club de la candidatura de Mou para los próximos premios Príncipe de Asturias de los Deportes. Y, ya puestos, rompería las relaciones con el Fútbol Club Barcelona y declararía persona non grata al presidente Sandro Rosell. Hay quien, como parece ser el caso de Iker Casillas, aún no ha caído en la cuenta de que esta va a ser una batalla ardua y complicada, una pelea en la que para lograr la victoria habrá que atarse con fuerza las Katiuskas.

En cuanto a la "noticia" de TV3 que, al parecer, adelantó ya hace un mes un periódico digital, no puedo por menos que troncharme de la risa. Aún no se había recuperado del disgustazo el director del colegio de Lugano por no ver en sus clases a los hijos de Mourinho y ya empiezan a darle la matraca al máximo responsable del Lycée Victor Hugo de París, que a buen seguro se llamará Pierre y lo más redondo que habrá visto en toda su vida será un armario empotrado de tres por tres. Este, el de la oferta del PSG, es sin duda el nuevo hueso que el antimadridismo tiene preparado para cuando ya esté desgastado el otro, el del enfrentamiento del entrenador con el primer capitán. Bartomeu tiene razón: amplíese el contrato de Mourinho por seis temporadas más y así se acabará con tanta tontería. Muerto el perro...

A continuación