El penúltimo raulista vivo

Atrás quedaron los tiempos del sombrero talismán

Se pilla antes a un demagogo que a un cojo. Del "Somos el mejor club del mundo" (5 de octubre de 2006), José María del Nido ha pasado al "Nuestra Liga no es la mayor porquería de Europa, sino del mundo". Del "El Sevilla ha confeccionado la mejor plantilla de su historia" (28 de septiembre de 2009), el presidente del club andaluz ha pasado al "¿Hay algún aficionado que no diga que la Liga está prostituida, adulterada, corrompida?". Del "Este ha sido el mejor lustro de la historia del Sevilla" (26 de diciembre de 2010), Del Nido ha pasado al "Es una Liga tercermundista en la que dos clubes sustraen el dinero de la televisión de los demás que competimos". ¿Recuerdan?... ¡Qué tiempos aquellos en los que Monchi era un genio, el mejor director deportivo del mundo, una especie de Aladino del fútbol, y don José María era el más listo de la LFP, compraba por 3 y luego vendía por 30 a los tontos!...

Pero quedaron atrás los tiempos del sombrero talismán (¡y mira que dio la tabarra con el puñetero sombrero, que le quedaba además como a Gorbachov!) y la chulería a prueba de bombas: ahora el listillo dice que esto es una mierda porque su Sevilla no las ve venir. Pero el caso es que, de las ochenta Ligas que hasta la fecha se han disputado en España, entre Real Madrid y Barcelona han ganado 52, que es bastante más del cincuenta por ciento. Con esto quiero decir que o nuestra Liga ha sido siempre una mierda o Real Madrid y Barcelona suelen tener a los mejores jugadores porque cuentan con los presupuestos más altos. ¿Y por qué cuentan Real Madrid y Barcelona con presupuestos que septuplican al del Sevilla? ¿Es porque sí?... No, en absoluto, no es porque sí: Real Madrid y Barcelona tienen esos presupuestos que les permiten contar en sus plantillas con los mejores jugadores del mundo en parte porque uno ha ganado 31 Ligas y nueve Copas de Europa y el otro 21 Ligas y 4 Copas de Europa y porque de cada 100 telespectadores hay 90 que sólo pagan por ver a esos dos equipos.

Yo no creo que esta Liga sea, como asegura José María del Nido, una mierda, lo que creo es que en este momento sólo hay dos equipos que pueden ganarla y, para desgracia del galán del sombrero, el Sevilla no parece ser ninguno de ellos. Lo que sí está sucediendo posiblemente ahora que no sucediera antes es que la diferencia entre Real Madrid y Barcelona y el resto es abismal y eso se ve reflejado al final en una clasificación que, como pasa con la sangre, es escandalosa. Pero al Sevilla no acaba de eliminarle de la Liga Europa un equipo con un presupuesto de 400 millones de euros sino el Hannover. En resúmen: lo difícil no es llegar sino mantenerse arriba, y Real Madrid y Barcelona llevan haciéndolo más de 50 años; son clubes fiables, con aficionados por todo el mundo y un grado de penetrabilidad incomparablemente superior al del resto. Real Madrid y Barcelona no son flor de un día y responden siempre a las expectativas, y eso vale un dinero determinado que las televisones han de pagar. Y a Del Nido va a hacerle falta algo más que un sombrero de fieltro para darle la vuelta a esa tortilla.

A continuación