El penúltimo raulista vivo

Antiespañoles

Probablemente Vicente del Bosque sea el seleccionador nacional de fútbol que haya recibido mayor número de piropos por parte de la prensa deportiva. Llevo más de 25 años trabajando en esto y la verdad es que no recuerdo un caso igual: Muñoz, Kubala, Clemente, Suárez, Miera, Camacho... todos y cada uno de ellos tuvieron que nadar contracorriente. Ni siquiera Luis, que ganó una Eurocopa después de un montón de tiempo, contó con el respaldo total del periodismo. Sólo al principio recibió Del Bosque ligeras críticas porque el "luisismo" no le creía capacitado para un puesto al que Aragonés había dado lustre. ¡Si hasta el Rey Juan Carlos le nombró Marqués!... En mi opinión Del Bosque lo hizo muy bien hasta que pasó a hacerlo mal: aún así, y lo repetiré hasta la saciedad porque me conozco a mis clásicos, España puede ser la primera selección europea que gane dos Mundiales seguidos, ¿por qué no?...

Pero en su modo de reaccionar ante las (escasísimas) críticas Del Bosque no es nada original. Ayer, en Cuatro, dijo textualmente lo siguiente: "No me enfado con las cosas que leo ya. La coletilla del 'ya lo dije yo', la había leído y oído en otras ocasiones. Todo el mundo opina. Aquí hay mucho... Hay que volcarse en lo positivo, no hay que gastar energía en contestar a nadie que quiera nuestra caída". Por partes:

1) Del Bosque va a tener que leer otra vez la coletilla del 'ya lo dije yo' por la simple razón de que yo ya lo dije y lo escribí aquí mismo: su convocatoria de 23 jugadores me pareció cobarde y bienqueda. Me lo pareció antes del 5-1 ante Holanda y me lo seguirá pareciendo aunque España golee mañana a Chile y gane su segundo Mundial. Sí, Vicente, sí, yo ya lo dije.

2) Naturalmente que todo el mundo opina. ¿Acaso no debería opinar todo el mundo? ¿Y quién no debería opinar? ¿Deberían opinar exclusivamente los aduladores del seleccionador?

3) El problema de Del Bosque es que no completa sus frases: aquí hay mucho... ¿qué? ¿Qué hay mucho? ¿Hay mucho antiespañol, por ejemplo?... Elevemos el nivel del debate, por favor. No exijo que lo elevemos demasiado no vaya a ser que no pase casi nadie, únicamente un escaloncito. Lo de los antiespañoles está demodé. No vi a Del Bosque emplearse con tanta dureza cuando Sandro Rosell dijo que él iba con Brasil en el pasado Mundial.

4) ¿Quién quiere la caída de la selección nacional?... Yo podría pensar que el primero que quiere la caída de la selección es aquel que confecciona una lista a base de nombres, y sin embargo no lo pienso. Yo creo que Del Bosque ha hecho una lista cómoda porque una de las claves de su éxito profesional, que es evidente, ha consistido en no pisar nunca ningún callo. Lo único que yo digo es que de un seleccionador esperaba más. Punto.

Lleva Del Bosque varios días advirtiéndonos de que los cambios que puedan producirse ante Chile no marcarán a nadie: "Nadie debe alarmarse, todos tienen nuestro afecto". De tanto repetirlo está consiguiendo asustarme. ¿A quién alineará el miércoles? ¿Llamará a Santillana? ¿Convocará a su amigo Camacho? ¿Tirará de López Ufarte? ¿O la noticia bomba en el once de España será Poli Rincón?... Vicente dedica tanto tiempo a pedir perdón que luego los partidos salen como salen. No es una cuestión de afecto, nunca lo ha sido. Yo, por ejemplo, a Vicente del Bosque le tengo mucho afecto, siempre se ha portado muy bien conmigo y no tengo para él más que palabras de agradecimiento. Pero llegó un momento en el que tuve que elegir: mi afecto hacia la persona del seleccionador o mi independencia, y elegí la segunda. El afecto, que debe ser universal hacia todos los ciudadanos del planeta Tierra, no escribe artículos de opinión ni decide tampoco selecciones. Ya sabemos que a Arbeloa, que no está, le tiene mucho afecto. Pero el afecto que le tiene a Arbeloa tiene que ser necesariamente distinto al que tiene por Xavi, que sí está. Deben ser afectos de primera y de segunda, como los huevos.

A continuación