El penúltimo raulista vivo

Alexis no es el conejito Tambor

Más muestras del "doblevarismo": resulta que cuando a Cristiano Ronaldo, que además se encuentra disfrutando de sus vacaciones, le fotografían con Paris Hilton, el portugués es un juerguista, pero cuando a Alexis Sánchez, el nuevo y flamante fichaje culé, le pillan con tres modelos (las señoritas Faloon, Roxana Muñoz y Ariela Medeiros) a la vez, el chileno es un latin lover. O todos latin lover o ninguno latin lover, ¿no?... El otro día, en Futboleros, comenté, por supuesto que en broma, que el Real Madrid era tan grande y sus efectos resultaban tan sanadores que incluso había conseguido evangelizar a Manolito Adebayor, que llegaba con fama acreditada de beberse hasta el agua del jarrón; no recuerdo bien quién sacó entonces a colación la extravagante forma de conducir que tenían algunos jugadores merengues, y juraría que se citó a Drenthe y Benzema.

Pues bien: tal y como relata ajustadamente Rubén Uría en su último artículo de Eurosport, en noviembre de 2007, "Sánchez estrelló su Nissan Murano contra el coche de una mujer cuando, sólo una semana antes, había atropellado a un menor de edad con su vehículo, en las inmediaciones del estadio antes de la disputa del Chile-Paraguay". Que se sepa, venga luego o no venga, se quede en el Santos para siempre o llegue mañana a Barajas, Neymar, a quien dibujan también interesadamente como un "chotacabra", todavía no ha atropellado a nadie. También se habla sin parar de Jorge Mendes, pero para contratar a Alexis el Barça ha debido reunirse con Fernando Felicevich, que no da precisamente el perfil de misionero redentorista. Doblevarismo.

Ojalá que Alexis triunfe en España. El Barcelona va a realizar un desembolso de cerca de 38 millones de euros por un jugador que, hasta hace bien poco, era un absoluto desconocido. A mí la historia de su contratación me suena a otro caprichito de Guardiola, pero sería de tontos no reconocer que el técnico culé se ha ganado con sus triunfos el derecho a poder decidir quién viene y quién no... como también se lo ha ganado, creo yo, José Mourinho, de quien sin embargo se cuestionan todas y cada una de sus decisiones. El gran triunfador de la pretemporada blanca está siendo, hasta la fecha, Coentrao; este chico costó 30 millones de euros, menos dinero del que ofrecía por él el Chelsea, y puede jugar de lateral, de extremo y también de medio centro: 10 millones por puesto.

A continuación