El penúltimo raulista vivo

Al panal de Cristiano dos mil moscas acudieron...

Ya sea mito o realidad, lo cierto es que John Carlin cuenta en su libro "Los ángeles blancos", que la primera vez que el potentado ruso Roman Abramovich visitó el palco del Bernabéu y, antes del partido, empezaron a poner un vídeo de Zidane, Figo, Ronaldo, Beckham... Florentino Pérez pidió, por favor, que lo quitaran al instante. Pensaba el presidente del Real Madrid que Abramovich, que irrumpía con fuerza con sus millones, actuaría como un niño ante el cristal de una pastelería y trataría de comerse el mayor número de pasteles (merengues en este caso) posibles. Transcurridos cinco días desde la inauguración del Mundial de Rusia, convendremos todos en que el gran triunfador de lo que hemos visto hasta ahora ha sido Cristiano Ronaldo, que le marcó tres goles a España, que sigue siendo candidata al título. Tres goles. Cristiano, que tiene a tiro de piedra convertirse en el máximo goleador del torneo, destaca más aún por contraste con lo sucedido con su partenaire, que es Leo Messi, y con quien pretende suceder a ambos, que es Neymar.

De Messi andan estos días renegando en Argentina tras el fallo del penalti ante Islandia, y a Neymar le están poniendo tibio en Brasil porque, dicen, es un egoísta. Hasta la fecha, y aunque aún queda mucha tela por cortar, CR7 emerge como el indiscutible triunfador de este Mundial. Ayer, en Fútbol EsRadio, Dieter Brandau decía que un gol de Cristiano iba dedicado al ex ministro de Hacienda Montoro, otro a quienes no quieren pagarle lo que pide y el tercero a aquellos que quieren canjearlo por el delantero del PSG. Así que, si no me fallan las cuentas, el segundo gol iba dedicado a Florentino Pérez, que no sé si estará ahora en la misma situación con Al-Khelaïfi que con Roman Abramovich en su día, o sea que no sé si a Florentino le incomodará tanto, quizás no, que Cristiano destaque en Rusia, con la consiguiente revalorización del futbolista, como le molestó que pusieran aquel vídeo al que hacía referencia John Carlin en su libro.

Con el asunto de Lopetegui y el arranque del Mundial el "caso Cristiano" ha pasado a un segundo plano informativo, pero lo cierto es que el crack portugués sigue sin ver mejorado su contrato... y dudo mucho que lo vea, al menos no en los términos que él pretende. Así que, a lo mejor, y de ser cierta la información de SportMediaset, es posible que Florentino estuviese incluso aliviado. Porque la información es la siguiente: el PSG le pagaría 300 millones al Real Madrid por el futbolista y Cristiano percibiría 45 millones de euros por temporada; si a CR7 le ofrecieran fichar por lo menos por 4 años, ¡qué menos!, la operación podría irse a cerca de los 700 millones de euros... Aunque puede que todo esto no fuera, en realidad, más que un canje, un intercambio entre Cristiano y Neymar. Pero entonces, y en mi opinión, estaría perdiendo Cristiano, que quiere ganar más dinero, eso está claro, pero también quiere continuar compitiendo al máximo nivel.

¿300 millones para el Real Madrid por un jugador único, irrepetible, el mejor del mundo sin lugar a dudas, pero con 33 años y medio? ¿300 millones que, a buen seguro, emplearía el Real Madrid en ir a por Neymar, que tiene 7 años menos que Cristiano, con armas y bagajes? Salvo, naturalmente, que el PSG dé por perdido a Neymar y quiera anticiparse a la jugada ofreciendo por Cristiano una cantidad indecente de dinero, una cantidad de dinero que, sinceramente, no debería pagarse por ningún jugador. De ser buena esta información, el escenario sería el siguiente: 300 millones para el Madrid, 45 netos para Cristiano y, supongo que como parte de la negociación, el "seguro de vida" del PSG de "facilitar" en la medida de lo posible la salida de Neymar... ¿por cuánto? ¿Por cuánto dinero dejaría escapar el PSG a Neymar si él pagó 222 por el jugador y pagaría otros 300 por Cristiano?

Puestos en esta tesitura, que no es otra que la del interés cierto del Real Madrid por fichar a Neymar, la negativa del club blanco a mejorarle el contrato a Cristiano en las condiciones que él requiere y la insistencia de CR7 en salir de España si no se le equipara su contrato al del mejor pagado, que es Messi... a lo mejor, ya puestos, lo que le interesaría de verdad a Florentino Pérez es que Cristiano se saliera en el Mundial, que la rompiera, que se conviertiera en el máximo goleador histórico de todos los Mundiales que a lo largo de la historia han sido. O lo que es lo mismo, y citando a Félix María Samaniego, "a un panal de rica miel dos mil moscas acudieron, que por golosas murieron presas de patas en él". Con que a este panal acuda una mosca, pero bien gorda, es posible que le baste y le sobre otra vez a Florentino para cuadrar el círculo.

A continuación