El penúltimo raulista vivo

AFE: entre el honor y el dinero

A las elecciones a la presidencia de la federación se presentaron Luis Rubiales y Juan Luis Larrea, pero de todo el mundo es sabido que a quien le ganó las elecciones Rubiales no fue a Larrea sino a Javier Tebas. Puesto que Tebas no podía estar al plato de la Liga de Fútbol Profesional y a las tajadas federativas, buscó, buscó y buscó, y al final sólo pudo encontrar a Larrea, que era un mal candidato objetivamente hablando: carecía del carisma que, en las distancias cortas, al parecer tiene Villar, pero, sin embargo, arrastraba lo peor de la gestión del honrado y trabajador ex presidente puesto que fue su tesorero durante cerca de treinta años. Así que Tebas no se presentó... pero sí se presentó, aunque su candidato, que perdió en su nombre, fuera tan deficiente como Larrea.

Y al final ocurrió lo que tenía que ocurrir, sucedió lo que debía suceder, y el mejor candidato ganó, o sea que ganó Rubiales. Y en esto tengo que darle la razón el presidente de la federación porque pareciera como si el presidente de la Liga no hubiera digerido aún la derrota de Larrea, que era Villar y al mismo tiempo era Javier Tebas. Y pese a las buenas palabras pronunciadas en El Primer Palo por Rubiales acerca del necesario acercamiento de posturas entre federación y Liga, todo parece indicar que mientras que uno habita en el planeta Tierra el otro lo hace en Marte. O al revés, que para el caso es lo mismo.

A propósito del Girona-Barça de Miami, que yo creo que es una mala idea, en lo que también tienen la razón la federación y la Asociación de futbolistas es en que no parece ni medio lógico que la Liga española se tire a la piscina de un partido en Estados Unidos sin consultar, debatir, discutir o tratar de convencer a las otras partes implicadas. Y eso es lo que ha hecho Tebas precisamente, lanzarse a esa piscina. ¿Lo habría hecho igual con otro presidente? ¿Habría actuado Tebas con tanta incorrección si el inquilino de la federación fuera Larrea? Lo dudo, pero el caso es que lo ha hecho. Y a la acción maleducada de Tebas ha respondido la federación con su reacción, que ha sido muy dura. Todo esto al margen, por supuesto, de que la elección en concreto del partido sea como escoger a Jack el destripador para una campaña publicitaria del Juego Limpio.

Tampoco se le esconde a nadie que David Aganzo era el candidato de Rubiales para la AFE, y con semejante padrino Aganzo llegó, vio y venció. Y ayer el presidente del sindicato de jugadores estuvo reunido con el de la Liga, y el primero le reiteró al segundo que los futbolistas no estaban de acuerdo, pero... ¿con qué no están de acuerdo los futbolistas?... Yo sé por qué no me gusta a mí, también sabemos por qué le gusta a Tebas, pero, ¿sabemos por qué no le gusta a Aganzo?... Pues yo no lo sé. Ayer invitamos a Aganzo a que se explicara pero desde el equipo de incomunicación nos respondieron que no podía ser porque estaban esperando a estudiar el "proyecto detallado". Como David Aganzo ha dicho en todo momento que no se trata de dinero, no entiendo a qué proyecto se refieren. Si no se trata de dinero sino de proteger y defender los derechos de los futbolistas, ¿qué tiene que estudiar la AFE? Si el proyecto detallado consiste en darle vueltas al estage para 25 jugadores en paro que la Liga ha prometido a la AFE, entonces sí se trata de dinero, ¿no? Porque los futbolistas que irían hipotéticamente a jugar a Miami, en paro precisamente no están. Por otro lado: ¿En 3 horas de reunión no tuvo tiempo la Liga de detallarle su proyecto a la AFE?

Ayer fue la segunda y última vez que El Primer Palo invita a David Aganzo a explicarse. La primera fue cuando la famosa fotito de los futbolistas chantajeando al personal con una huelga, la última fue ayer. Así que, querido David, estudia el proyecto, estúdialo. Dale vueltas al proyecto, que es tan simple como que te han puenteado y, sin consultarte ni a ti ni a Rubiales, Tebas os ha colocado un partido de nuestra Liga... ¡fuera de España! Medita. Reflexiona. Cómprate El tercer ojo de Lobsang Rampa. Y fluye. Fluye como el agua, que diría Bruce Lee. También es posible que tu gabinete de incomunicación impida que te expliques porque a lo mejor no sabes explicarte. Pero, si después de todo el numerito, ahora resulta que la AFE no va hasta el final, te diré lo mismo que repetía hace muchos años otro periodista deportivo: "Entre el honor y el dinero, lo segundo es lo primero". Tú dices que no se trata de lo segundo, y yo lo dudo.

A continuación