El penúltimo raulista vivo

Aeromodelismo

Ya conté alguna vez que Fernando Fernán Gómez decía con su habitual gracejo que él no comprendía a los críticos: "voy a tener que ir al cine acompañado de uno para que me explique las películas". Y añadía: "si al menos dijeran cómo hay que hacer las cosas antes para que no nos equivocáramos; por ejemplo: usted tiene que hacer de militar retirado así, así y así. Si no te lo explican, ¡cómo lo vas a hacer bien!"... Son esos "profetas del pasado" a los que se refería Juan Manuel Lillo, entrenadores de fútbol frustrados a quienes ahora les ha dado por emplear el término "modelo". Me remito a lo dicho por don Fernando: si al menos dijeran cómo hay que hacer las cosas antes para que no se equivocara la gente; si al menos le hubieran explicado a Florentino Pérez eso del modelo. Pero hace dos años, cuando el Barcelona del modelo le hacía el pasillo en el estadio Santiago Bernabéu a un Real Madrid desmodelado pero campeón de Liga, ninguno de éstos advirtió entonces, en aquel preciso instante, mientras Raúl, Casillas o Ramos estrechaban las manos de Puyol, Márquez y Messi, (porque Leo también estaba allí) que aquello no iba a funcionar. ¡Menudos especialistas de baratillo!...

¿Quién se atreve a negar que el Barcelona sea hoy mejor equipo de fútbol que el Real Madrid?... Yo, desde luego, no lo niego, y ahí están mis tropecientos artículos al respecto advirtiendo lo que iba a pasar. Lo que yo niego es la existencia del tan cacareado "modelo". Porque cualquiera de estos días nos levantaremos de la cama, pondremos la tele y veremos a uno de estos opinólogos contándonos en Barça TV que el modelo azulgrana funciona porque vienen trabajándolo desde la época de John Barrow, y que desde entonces todos los equipos culés, desde el primero hasta el último filial, juegan al estilo del inglés. Pamplinas. Zarandajas. El modelo del Real Madrid, como el del Barcelona y como el de todos los grandes clubes del mundo, es tratar de ganarlo todo jugando mejor que los rivales y teniendo en sus filas a los mejores jugadores posibles. ¿Qué pasa, que de repente funciona la cantera del Barcelona y no la del Madrid?... Pues lo que yo digo es que la cantera merengue -y ahí están los datos para quien quiera cotejarlos- es la mejor de España. Y añado que el Barcelona, como le pasó al Madrid de la Quinta, ha tenido la inmensa fortuna de dar con cuatro o cinco chavales que son muy buenos y que han podido dar el salto gracias a su calidad. ¿O es que Guardiola es un suicida que pondría a un canterano tocho con tal de defender su "modelo"?... Guardiola pone a Xavi, Valdés y Busquets porque son muy buenos; y, para completarlos, contrata (con dinero, no con Mortadelos) a Alves, Chygrynskiy, Abidal, Touré e Ibrahimovic.

El modelo del Milan de Sacchi era Tassotti, Maldini, Baresi, Costacurta, Ancelotti, Donadoni y tres chavalitos holandeses que se llamaban Rijkaard, Gullit y Van Basten. El modelo del Ajax de Rinus Michels era Cruyff, Neeskens, Haan, Vasovic, Keizer, Stuy y Rep. El modelo del Bayern de Lattek fue Beckenbauer, Maier, Müller, Breitner y Hoeness. El modelo del Liverpool de Paisley estaba compuesto por Dalglish, Keegan, Clemence, Hughes, Souness y Hansen. El modelo del Celtic de Stein era Simpson, Craig, McNeill, Lennox y Chalmers. Y así hasta la eternidad. Los modelos que han funcionado a lo largo de la historia del fútbol han sido aquellos que han contado con los mejores jugadores, y ahora el Barcelona tiene en sus filas a cinco o seis de los mejores futbolistas del mundo. Para competir con los azulgrana hay dos vías: una, la del Ajax por ejemplo, consiste en esperar tooodo el tiempo que haga falta hasta que surja otra generación inigualable de jugadores de la cantera; otra, la del Real Madrid por ejemplo, que no puede esperar ni un minuto, consiste en inyectar mayores dosis de calidad a una plantilla que está coja. Eso es lo que va a hacer. Y ahora hablemos de aeromodelismo.
A continuación