El penúltimo raulista vivo

007 Mariano

Aún es demasiado pronto para saber si el Real Madrid marcará más o menos goles que la temporada pasada. La Liga es un tobogán que sube y baja, los equipos (y también, cómo no, los jugadores) atraviesan por eso que los técnicos definen gráficamente como "picos" de forma, y a todo esto hay que añadir que a Zidane le hurtaron injusta y arbitrariamente durante cuatro partidos al máximo goleador histórico del club y que aún no ha podido alinear junta a la BBC (en Getafe, de hecho, Cristiano y Benzema jugaron juntos por primera vez... ¡desde la final de Cardiff!). Pero, y teniendo por supuesto en cuenta todos estos factores, lo que hoy (cuando se han jugado 8 jornadas) se puede afirmar es que el vigente campeón español, europeo y mundial, el equipo de la "pegada", ha marcado dos goles menos que el Betis, cuatro menos que la Real Sociedad, seis menos que el Valencia y nueve menos que el actual líder de la competición, el Fútbol Club Barcelona.

Ocho partidos son ocho partidos, casi un cuarto del campeonato. Y, aunque aún no se puede hablar de una tendencia, tampoco se puede obviar el hecho de que al Madrid le cuesta mucho más marcar goles y encontrar el camino hacia la portería rival. El sufrimiento fuera de casa es terrible, no hay más que fijarse en el partido de Getafe, porque los equipos se cierran y juegan con la desesperación del Madrid, que está al límite inusitadamente pronto y con el Barça sorprendentemente lejos. Pero es que en casa, en el Bernabéu, los equipos se protegen aún más por detrás y, como ocurrió con Valencia, Levante o Betis, buscan el contragolpe. El Real toca, toca y toca, pero tampoco lo hace a una velocidad tal como para encontrar un espacio que simplemente no existe sobre el terreno de juego.

Probablemente el error no fuera dejar escapar a Morata, que quería irse y que vino con una oferta irrechazable, sino incluir en el mismo pack a Mariano. Lo de Mariano (7 goles en 9 partidos) no me sorprende. Llevo diciendo mucho tiempo que a Mariano se le caen los goles de los bolsillos mientras va caminando por la calle. Tiene hambre, es un bigardo (1 metro y 79 centímetros) importante, pese a lo cual posee mucha movilidad sobre el campo; es agresivo, va a por todas, no hace prisioneros... en definitiva, es jugador para el Real Madrid. Como con Morata, no digo que Mariano sea un futbolista titularísimo para un equipo como el merengue pero sí es indudablemente jugador para completar una plantilla. Benzema, que hizo de consejero de Jean-Michel Aulas, el presidente del Lyon, sabía a quién estaba recomendado. Ahora a esperar a que se haga... y vuelva a casa, aunque sea en Navidad de 2018.

A continuación