¡Arráncalo, por Dios!

Verstappen se apunta un triplete y Hamilton firma un doblete

Se podría decir que este fin de semana los dos pilotos han ganado, Max Verstappen el
primer triplete de la temporada y Lewis Hamilton la renovación por dos años por
Mercedes, y eso que se quería retirar el año que viene.

Un fin de semana agridulce para el inglés, le vimos casi llorar en la calificación del sábado al ser cuarto, algo que hace años que no ocurría, y resignarse el domingo en esa misma posición. Algo no funciona en Mercedes, no sólo Red Bull ha conseguido la mejor sinergia entre el chasis de Newey y el motor Honda sino que también Mercedes se ha confiado, y si no cómo explicar que McLaren le haya adelantado este fin de semana en Austria.

La respuesta está en los neumáticos y en el proyecto demasiado continuista de la marca de las flechas plateadas. Mientras que los demás han exprimido las reglas en materia de aerodinámica, Mercedes ha confiado en que la superioridad y su botón mágico durarían para siempre, al menos hasta el cambio del reglamento, pero no ha sido así y no ha sido suficiente.

Y como Hamilton ya se huele que este año, tal y como tenía previsto, no logrará su octavo mundial que le colocaría en los más alto del Olimpo de los pilotos superando a Michel Schumacher, pues tendrá que trabajar, al menos dos años más para poder hacer realidad su sueño.

Mientras la máquina de ganar en la que se ha convertido Max Verstappen, porque le ha cambiado hasta la cara, no parece que vaya a dar demasiada tregua a los Mercedes, sólo la mala fortuna podría privar al holandés de la gloria que lleva esperando años entre rotura y rotura y muro y muro.

Este domingo el piloto del toro ha vuelto ganar en Austria al más estilo de Mercedes, dominando desde el principio a fin y dejando la emoción para los de atrás. Desde su retrovisor imágenes inéditas, un enorme Lando Norris adelantando a Hamilton y casi ganando a Bottas, Sainz remontando seis posiciones hasta ser quinto, tantas casi como Alonso que volvió a estar en los puntos y cruzó décimo la línea de meta.

A continuación