¡Arráncalo, por Dios!

Renault recupera a su hijo pródigo

Casi, casi le vio nacer en el mundo de la F1, le vio crecer y sobre todo triunfar. Renault recuperará la próxima temporada a su hijo pródigo y nosotros recuperaremos a Fernando Alonso. Parecía difícil que el español volviera al circo, incluso imposible y si hubiera tenido que apostar, hubiera apostado que el piloto asturiano no volvía, porque no había un proyecto a su altura. Pero solo ha hecho falta un año fuera de las carreras de Fórmula 1 para que alguien, en este caso Renault, haya conseguido engatusar al bicampeón del mundo para volver. Volverá al filo de los cuarenta, con la vista puesta en 2022, el año, la temporada en que todo debe cambiar, menos dinero, nuevas normas y más opciones de dar el salto y asaltar el territorio Mercedes. En este camino, difícil camino, la factoría francesa necesita de nuevo a Fernando Alonso para ayudarles a encontrar el camino del éxito. Cuentan también con uno de los pocos pilotos, ahora ex piloto, que consiguió tras su retira volver a ganar un Mundial, Alen Prost será el partner del asturiano que vuelve a su equipo. Es verdad, que no al de entonces, porque son muchos los cambios que se han producido en su seno desde que en 2005 y 2006 Alonso consiguiera sus dos coronas de la F1.

Si Fernando será capaz de hacernos soñar de nuevo, es difícil de saber. Porque la línea entre el éxito y el fracaso en este deporte es muy fina, y más en un cambio de ciclo como el que se espera para 2022. Lo que sí es cierto, es que es una fantástica noticia tener de nuevo a dos españoles en la F1 y será curioso y raro ver que el que va vestido de rojo es el aprendiz, Carlos Sainz, y el rombo sea ahora para el maestro. Volver a Renault supondrá cerrar el círculo, volver a donde empezó todo. Es verdad, que Alonso ya quiso cerrar este círculo con su fichaje con Honda, ya que su primer Kart lucía los colores de esta mítica marca, pero la falta de resultados e incluso la decepción por el proyecto trabaron mucho las expectativas del piloto español hasta llevarle a retirarse en 2018. Ahora vuelve a un equipo que no está mucho mejor que aquel McLaren de 2018 y que este año, aunque ha mejora de media un segundo por vuelta, le queda mucho trabajo por delante para alcanzar a los Mercedes. Un trabajo de desarrollo en el que esperan en Francia que Alonso sea decisivo. Pero ojo porque se podría dar el caso de que el próximo año, pese a que Sainz esté en Ferrari y Alonso en Renault, sea este último el que obtenga mejores resultados visto lo visto en el último gran premio en Austria en donde los coches de Maranello dejaron más preocupaciones que esperanzas, y así llevan muchos años. Es decir, que a día de hoy fichar por Renault no es peor que fichar por Ferrari, en lo que se refiere a opciones de triunfo o podios.

En cualquier caso, habrá que esperar a la próxima temporada para ver a Fernando Alonso subido de nuevo al monoplaza. Hasta entonces, el piloto español espera poder conseguir la triple corona logrando la victoria en las 500 millas de Indianápolis. La verdad es que es curioso que, pese a que el Mundial de F1 acaba de arrancar, todas las miradas estén puestas ya en 2021 con Vettel fuera, el regreso de Alonso, Sainz en Ferrari, y a saber cuántas cosas más nos quedan por saber.

A continuación