¡Arráncalo, por Dios!

¿Por qué nadie puede con Marc Márquez en Austin?

El ilerdense es superior al resto, tanto que pese a su lesión ha cruzado la meta meta con más de cuatro segundos de ventaja respecto a Quartararo.

Salvo en la temporada 2019, que ganó Alex Rins después de que Marc Márquez se cayera cuando lideraba la carrera con más de tres segundos de ventaja sobre sus perseguidores, nadie ha conseguido ganar imponerse ilerdense en el trazado de Austin.

Hablar del Gran Premio de las Américas es hablar de Marc Márquez, de su dominio y su superioridad frente al resto de pilotos. Este año había muchas dudas de que el catalán pudiera repetir su hazaña, mantener su feudo, en un año en el que piloto de Honda está sufriendo mucho por su hombro, por la falta de confianza con la moto y por una conducción que no termina de ser la suya, ya que está condicionada por los dolores incesantes que le recuerdan su año en blanco al borde de la retirada.

Pero este domingo hemos vuelto a ver al mejor Marc y, sobre todo, le hemos visto tumbar la moto hasta el límite y usar su cuerpo como parte del chasis de su máquina. Pero, ¿por qué?¿Qué ha cambiado respecto a Misano? Está claro, el circuito.

Austin es uno de los pocos circuitos del campeonato con sentido antihorario, es decir que se corre en sentido contrario a la dirección de las agujas del reloj, por lo que la mayoría de las curvas del trazado son a izquierdas. Y si hay un especialista, un piloto superior al resto en trazar a izquierdas, ése es Marc Márquez. El piloto ilerdense es superior al resto, tanto que, pese a su lesión, este domingo ha conseguido cruzar la línea de meta con más de cuatro segundos de ventaja respecto al segundo clasificado, Fabio Quartararo. Además de que la mayoría de las curvas sean a izquierdas, también le favorece al no cargarle en exceso el hombro derecho donde padece, y mucho, la lesión.

Y no sólo le pasa en Austin, pues Sachsenring (Alemania) que también se corre en sentido contrario a las agujas del reloj e igualmente es territorio Márquez. De hecho, allí firmó su primera victoria después de su reincorporación al Mundial tras la lesión.

Cada día Márquez está más cerca de recuperar su nivel. Ya no volverá a ser el que era, pero puede que esta lesión le haga mejor, porque cuando tienes que idear, imaginar nuevas formas para poder ganar, no haces más que sumar.

A continuación