¡Arráncalo, por Dios!

La diplopía, la alteración visual que casi retira a Márquez y que ha vuelto

Está claro que la suerte ha abandonado al ocho veces campeón del Mundo, Marc Márquez. Este pasado fin de semana el piloto de Honda causaba baja en el GP de Portugal, en el circuito de Portimao, como consecuencia de una caída mientras entrenaba que le causaba una leve contusión cerebral. Unos días después, los peores pronósticos se han confirmado. Márquez no correrá en Valencia, ni tampoco en los test de pretemporada en Jerez por un problema de visión, el mismo que a punto estuvo de retirarle en 20011 cuando corría en Moto2. En aquel entonces una fuerte caída en el circuito de Sepang le dejaba como principal secuela la diplopía, una alteración visual que consiste en la percepción de visión doble.

Esta alteración de la visión puede ser horizontal, diagonal u oblicua en función de como aparecen las imágenes. Además, puede afectar a los dos ojos (binocular) o a uno solo (monocular). De momento no conocemos si la afección es en uno o en los dos ojos, lo que sí sabemos es que tras la visita al Dr. Sánchez Dalmau en el Hospital Clínic de Barcelona" se ha confirmado el pronóstico.

Las causas que provocan esta alteración son diversas, desde el estrabismo, la cataratas, enfermedades en la cornea o la alteración en el nervio óptico, que es al parecer el problema que estaría sufriendo Márquez y que le estaría afectando a la visión de los dos ojos.

Cabe esperar que la afección en los nervios y el traumatismo remitan permitiendo al piloto español recuperar la visión. Ahora es importante que todo el equipo médico descarte otro tipo de afecciones cerebrales. Y aunque es cierto que la diplopía se puede operar no siempre es igual de sencillo, según los especialistas.

En 2011, Márquez estuvo varios meses de recuperación y por tanto de baja, algo que sería de nuevo un lastre para el ilerdense cuando parecía que empezaba a recuperarse de la lesión del hombro que le tuvo la pasada temporada alejado de los circuitos.

A continuación