¡Arráncalo, por Dios!

Cuando se aburren también hablan de Alonso

… Y eso quiere decir que la F1 le necesita más de lo que creen. En poco más de una semana han hablado de Fernando Alonso media docena de personas que están o han estado asociados a la F1. Los periodistas siguen preguntando a los pilotos en activo por el asturiano y cualquier anuncio o noticia que da Alonso se convierte en apertura en la mayoría de las publicaciones que se dedican al motor. O Fernando sigue siendo importante y motor de este circo, que yo no lo dudo, o los pilotos y los actores que salen cada domingo a las carreras, bueno salían, no dan el suficiente espectáculo o vida a un campeonato que hoy más que nunca lucha por no desaparecer.

Hemos leído de todo estos días, Felipe Masa diciendo que Alonso lo tuvo todo a su favor en Ferrari cuando compartían garaje. Ya Felipe, por eso el equipo no le dejó adelantarte en aquel gran premio de Alemania, cuyos puntos le habrían dado el Mundial pese a lo sucedido después en Abu Dhabi con Red Bull.

Rubens Barrichello, el piloto que más gran premios ha corrido, sin ton ni son le descalifica y dice que fue peor que Schumacher y también que Hamilton. Lo dice desde la experiencia que le dio luchar con Alonso o Hamilton en las primeras posiciones. ¡Ah no! Si el coche no le daba, o no se que otra cosa más, para estar ahí arriba. Eso son los detractores, pero también ha habido, muchos, que han salido a defender al bicampeón del Mundo. Su compañero Jenson Button o su amigo y jefe de equipo en Renault, Flavio Briatore.

El primero sigue adorando al piloto pero sobre todo a la persona y el segundo, no se si con mucho acierto, sigue soltando pildoritas, sobre el porqué de las decisiones de Alonso y su devenir en los equipos en los que ha estado; algo que choca bastante con la discreción que ha mantenido siempre Alonso. Estemos más o menos de acuerdo con unos o con otros lo que es innegable es que la marca Fernando Alonso vende, y vende mucho, por lo que no me extraña que Liberty Media lleve bastante tiempo detrás del español para que vuelva a formar parte de la familia de la F1.

Una decisión, que sinceramente, no creo que tenga clara ni el propio Fernando Alonso, demasiado jaleo, imposiciones, horarios estrictos y compromisos para él, sobre todo después de algunos años eligiendo a dónde va, con quién va y a quién responde. Pero sí, Fernando Alonso ha sido muy grande, sigue siendo muy grande, lo demuestra que pese a su retirada no hay ningún otro piloto que acapare en la F1 más titulares, noticias, comentarios sea cual sea su este su signo.

A continuación