Cs se disuelve en el Ayuntamiento de Granada tras la expulsión de Salvador y Huertas

La expulsión del exalcalde Luis Salvador acaba con la desaparición del grupo municipal de Ciudadanos.

LD/Agencias

La crisis política que se vivió la pasada primavera en Granada y que llevó al socialista implicado en el caso de los ERE, Francisco Cuenca, a la alcaldía de la ciudad ha concluido con la expulsión de Ciudadanos del exalcalde, Luis Salvador, y el tercer teniente de alcalde, José Antonio Huertas, y la desaparición del partido naranja del Ayuntamiento.

El Pleno del Ayuntamiento de Granada ha tomado conocimiento del pase a situación de concejales no adscritos del exalcalde Luis Salvador, hoy con competencias en Estrategia 2031, y el tercer teniente de alcalde, José Antonio Huertas, tras su expulsión de Cs, por apoyar en julio la investidura del socialista Francisco Cuenca como regidor que se queda de este modo sin Grupo municipal "por falta de miembros".

De ello ha dado cuenta la Secretaría General del Ayuntamiento, dando lectura al punto dos del orden del día de la sesión plenaria. El documento oficial de Cs comunicando la expulsión entraba en registro el pasado viernes, 10 de septiembre, y había de ser ratificado en el Pleno.

El pasado miércoles, 8 de septiembre, el coordinador autonómico de Cs y vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, aseveró que la posición en que "intenta mantenerse" el alcalde de Granada es "del todo inasumible y por supuesto injustificable" pues, según agregó, "sabe que está sostenido por un gobierno de tránsfugas".

Así se manifestó en la sede de Cs en Granada, a preguntas de los periodistas sobre esta comunicación formal, y tras volver a exigir a ambos ediles que dejen sus actas, una petición que hizo extensiva a Manuel Olivares y Lucía Garrido, que también formaron parte de su candidatura y abandonaron el 8 de junio el equipo de gobierno bipartito que presidió Salvador en la primera mitad del mandato municipal, siguiendo a los concejales del PP que también lo habían apoyado.

Posteriormente y tras gobernar casi un mes la ciudad en solitario, Salvador y Huertas apoyaron la investidura como alcalde de Cuenca, que encabeza la lista más votada en el Pleno, y Cs les abrió expediente para expulsarlos. Actualmente, el primero tiene competencias en Estrategia 2031, mientras que el segundo es tercer teniente de alcalde y edil de Hacienda, Deportes y Transformación Digital en el equipo de gobierno local del PSOE.

Salvador, el "hijo pródigo" según el PP

En nombre del PP, el principal partido de la oposición, su portavoz, César Díaz, ha indicado a los periodistas, antes del inicio del Pleno, que el equipo de gobierno "tránsfuga" evidencia, a su parecer, "síntomas de parálisis", con un alcalde "imputado", mientras que ha denominado a Salvador el "hijo pródigo" que "vuelve a casa", en referencia a su pasada militancia socialista.

También el edil popular Francisco Fuentes se ha referido al exalcalde, que ha indicado que el PP no sabe "a qué se dedica", con "un despacho, con un buen sillón" y un "staff", cuyo coste total ha cifrado en unos 90.000 euros que "se podría ahorrar la ciudad".

El portavoz de Unidas Podemos e Independientes, Antonio Cambril, ha vuelto a invocar en el Pleno, por su parte, al pacto antitransfuguismo, que ha señalado que el PSOE no está cumpliendo en el Ayuntamiento, y a recordar que su Grupo no entrará en el equipo de gobierno local por el apoyo al mismo de Salvador y Huertas.

A continuación