Andalucía, a la vanguardia tecnológica en la lucha contra la covid-19

La región andaluza se sitúa a la vanguardia tecnológica en la lucha contra la covid-19.

Ofrecido por la Junta de Andalucía

Andalucía se sitúa a la vanguardia tecnológica en la lucha contra el Covid-19. Un ejemplo de ello es el respirador "Andalucía Respira" un aparato que ha sido desarrollado en tiempo récord por el doctor Ignacio Díaz de Tuesta y que ahora servirá para salvar vidas.

En su fabricación ha colaborado un equipo multidisciplinar de profesionales de los hospitales Regional y Virgen de la Victoria de Málaga, así como investigadores del Instituto de Biomédica y profesores de Ingeniería de la Universidad de Málaga. Tras muchas pruebas, ensayos y certificaciones durante las últimas semanas, los respiradores con sello andaluz cuentan ya con el visto bueno de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios.

Los aparatos, por tanto, están ya fabricándose y será utilizados en las UCI de los hospitales para hacer frente al coronavirus. Pero a la satisfacción médica por este logro se une también la laboral, ya que este proyecto ha permitido la reincorporación a la sede de Fujitsu, en Málaga, de 14 trabajadores afectados por un ERTE. El respirador andaluz también se fabrica de forma simultánea en otros puntos de la geografía andaluza: en las factorías de Efficold en Córdoba; Navantia en Cádiz; Avantecsur en Jaén; y Airbus y Alestis en Sevilla.

Sin duda, un claro ejemplo también de colaboración público-privada y de la transferencia de conocimientos. A todo ello se une que varios países, como México, Colombia y Ecuador, se han interesado ya por este "Andalucía Respira".

Investigación detección coronavirus

Andalucía se adelanta a la crisis del coronavirus y adopta medidas para anticiparse a cualquier escenario. Un ejemplo de esto es la fabricación del respirador "Andalucía Respira", con sello cien por cien andaluz, pero no es lo único. Un grupo de científicos andaluces está trabajando para diseñar un dispositivo que permita ver el Covid-19 sobre la superficie de distintos materiales.

El proyecto está financiado por el Instituto de Salud Carlos III, dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación, y en el mismo participan investigadores de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Sevilla, el Hospital Virgen del Rocío, el Instituto de Biomedicina de Sevilla, la Red Andaluza de diseño y traslación de Terapias Avanzadas, los TEDAX de la Policía Nacional, el Observatorio Astronómico de Calar Alto, la Comisión Europea y la Corporación Tecnológica de Andalucía.

¿Y si el coronavirus se pudiera ver? Eso es lo que están intentando conseguir estos científicos andaluces a través de la creación de un prototipo portátil que combina el uso de tecnologías ópticas ya existentes con la inteligencia artificial. Esto permitiría un análisis rápido y sin contacto de las zonas contaminadas, lo que ayudaría a reducir el riesgo de contagio por contacto.

Sin lugar a dudas, es un gran desafío científico y tecnológico, sobre todo porque existe muy poca información acerca del Covid-19. Para que se hagan una idea, el virus tiene un tamaño de apenas 120 nanómetros. Y por si esto tampoco les aclara mucho, sepan que un nanómetro es la millonésima parte de un milímetro.

Proyectos investigación

En los últimos tres meses, Andalucía ha avanzado en investigación virológica como en los últimos 30 años. En la actualidad, hay varios proyectos y estudios clínicos en hospitales andaluces sobre el coronavirus para afinar en el pronóstico y tratamiento del Covid-19. El objetivo es conocer mejor la enfermedad del coronavirus y encontrar tratamientos efectivos en el menor tiempo posible.

En este sentido, Andalucía ha sido, además, de las primeras comunidades autónomas en iniciar un ensayo clínico con plasma. Y es que, las personas que han conseguido superar la enfermedad tienen en su cuerpo la llave para poder vencerla. Ellos son el foco de estudio de los científicos que quieren saber más sobre el Covid-19.

Este ensayo, capitaneado por la Red Andaluza de Diseño y Traslación de Terapias Avanzadas, pretende comprobar ahora la eficacia del tratamiento con plasma hiperinmune obtenido de donantes convalecientes de la infección del coronavirus.

Pero si hablamos de investigación, no hay que olvidar tampoco que la comunidad andaluza ha sido también de las primeras en fabricar sus propias pruebas PCR para detectar el virus. De hecho, Andalucía pretende autoabastecerse y ha puesto a dos sus principales hospitales de referencia: el Virgen del Rocío de Sevilla y el Virgen de las Nieves de Granada a producir test, a razón de 600 diarios.

PLAnd Covid-19

Andalucía crea una plataforma para aunar iniciativas científicas y tecnológicas frente al coronavirus. Se llama PLAnd Covid-19 y ha sido impulsada por la Junta a través de la Agencia Andaluza del Conocimiento. La idea es que la administración pública conozca productos y servicios innovadores, que puedan poner a disposición del Sistema Sanitario Público andaluz para frenar la pandemia.

Por lo pronto, desde su creación, la plataforma supera ya los 300 proyectos registrados. La gran mayoría pertenecen a empresas privadas, pero también hay otras tantas iniciativas de grupos de investigación, centros de I+D+i, centros tecnológicos, asociaciones empresariales, fundaciones o iniciativas individuales.

El objetivo es centralizar y recopilar todas aquellas herramientas innovadoras que puedan dar respuesta a las urgencias originadas por la pandemia. Así, entre las soluciones más necesitadas destacan el desarrollo y producción del material y equipamiento de tipo sanitario, como mascarillas o monos de protección; pero también la producción de equipos y desarrollo de plataformas, como pueden ser los respiradores.

El objetivo de Andalucía en esta crisis sanitaria del coronavirus es que todo el material básico que se necesite se fabrique y se produzca en la región. Por ello, la comunidad autónoma ha sido una de las primeras en fabricar sus propias pruebas PCR para detectar el virus. Se producen diariamente unos 600 test. Además, hay en marcha un ensayo clínico con plasma hiperinmune obtenido de donantes que han superado el coronavirus. Y es que, las personas que han pasado la enfermedad tienen en su cuerpo la llave para poder vencerla.

Unido a esto, la Junta tiene centralizados en una plataforma todos aquellos proyectos científicos y tecnológicos de empresas privadas, grupos de investigación y centros de I+D+i para que, en caso de que sea necesario, puedan ser puestos a disposición del Sistema Sanitario Público andaluz frente a la pandemia.

A continuación