Medidas sociales de la Junta de Andalucía para afrontar la crisis del coronavirus

Andalucía aprueba un paquete de medidas sociales en plena crisis del coronavirus.

Redacción

La comunidad autónoma protege así a los más desfavorecidos y se vuelca con las familias al aumentar el presupuesto del programa de Ayudas Económicas Familiares hasta los 15,3 millones de euros.

Se han prorrogado de forma automática todas las prestaciones sociales ya en curso, con el fin de agilizar la respuesta de la Administración ante el agravamiento de las situaciones de vulnerabilidad por el estado de alarma.

Igualmente, hay en marcha una serie de medidas extraordinarias para acelerar la renta mínima y las ayudas al alquiler. Unas 17.000 familias se van a beneficiar de estas políticas. De hecho, en lo que atañe a las subvenciones de arrendamiento de vivienda, se ha aprobado ya el pago urgente, de forma que durante el presente año se abonarán unos 48 millones de euros.

Sepan también que como instrumento de participación y coordinación entre las consejerías competentes en esta materia, como son Hacienda e Igualdad, se ha creado una comisión de coordinación presupuestaria en materia de Servicios Sociales. Su objetivo principal es coordinar las necesidades de medios humanos, materiales y de inversión y proponer las operaciones presupuestarias para su financiación.

Mayores

Andalucía pone todos los servicios de la administración a trabajar para vencer esta pandemia del coronavirus. De hecho, la comunidad andaluza ya se adelantó con medidas que resultaron determinantes para evitar la propagación del Covid-19, como el cierre temporal de los centros de día para personas mayores y con discapacidad, entre otras acciones vinculadas a este sector.

De esta forma, se protege al colectivo de personas mayores garantizando también la comida gratis a domicilio para 1.700 personas usuarias de los centros de participación activa y titulares de la tarjeta sesentaycinco, en su modalidad Oro.

Además, Andalucía asegura igualmente el servicio de Ayuda a Domicilio, gracias a su financiación con un abono, como mínimo, equivalente a las liquidaciones correspondientes al mes de febrero de 2020, siempre que se mantenga la plantilla al completo.
En este sentido, la Junta ha elaborado un plan de contingencia para los centros residenciales de personas mayores. Se garantiza también, en esta crisis sanitaria, el abono del 80 por ciento del precio de la plaza en estas residencias o la eliminación (en su caso) de la aportación económica en los centros de día.

Escolares

Los servicios sociales de Andalucía ofrecen la mejor prestación posible ante una crisis sanitaria sin precedentes. El coronavirus ha obligado a poner en marcha todas las herramientas de las que dispone la administración para proteger a los colectivos más vulnerables y garantizar las prestaciones a escolares en riesgo de exclusión social, a mayores, víctimas de violencia de género y familias en situaciones de emergencia social.
Así las cosas, pese a la suspensión temporal de las clases presenciales en las aulas, la Junta garantiza las tres comidas a los escolares en riesgo de exclusión social. Más de 18.000 alumnos andaluces se están beneficiando de esta medida.

Andalucía ha aprobado, además, una serie de actuaciones especiales en atención infantil temprana y salud mental frente al Covid-19. De esta forma, la Consejería de Salud y Familias da continuidad a la asistencia a menores mediante planes de apoyo familiar y declara a la Fundación Faisem (la Fundación Pública para la Integración Social de Personas con Enfermedad Mental) como servicio esencial.

Violencia de género

Andalucía mantiene la protección y recursos para las víctimas de la violencia de género durante la crisis del coronavirus. Hay previsto, incluso, un plan para una posible ampliación de plazas de acogida si fuera necesario.

Sin embargo, una de las principales novedades puesta en marcha en esta materia tiene que ver con la campaña "Mascarilla 19", una palabra clave que las mujeres pueden utilizar en las farmacias andaluzas para denunciar posibles casos de maltrato. Esta medida surge de la colaboración entre el Instituto Andaluz de la Mujer y el Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Farmacéuticos. El objetivo es intentar evitar que este confinamiento agrave la situación de violencia que puedan estar sufriendo algunas víctimas en sus hogares.

De esta forma, cuando una mujer solicite una "Mascarilla 19" en la farmacia, el personal del establecimiento realizará una llamada al Servicio de Emergencias 112 Andalucía para alertar de la situación, lo que permitirá activar el protocolo de atención a estas víctimas.
Además, se ha editado una guía de recursos para víctimas de violencia de género adaptada a la crisis del Covid-19. El documento se ha difundido por redes sociales, centros municipales de la mujer, asociaciones y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Sin hogar y formación

Andalucía centra sus tres objetivos para salir de la crisis del coronavirus en la salud, la atención social y la economía. Por esta razón, la Junta ha aprobado un paquete medidas sociales que tienen como destino la protección de los más vulnerables ante la pandemia.

Hablamos de colectivos como las familias en situación de emergencia social, escolares en riesgo de exclusión, víctimas de violencia de género o personas mayores. En este sentido, habría que incluir también a las personas sin hogar para quienes se han habilitado siete albergues de la empresa pública Inturjoven con el fin de dar acogida a este colectivo. En total, se ponen a disposición 832 plazas.

Igualmente, las personas declaradas en situación de emergencia social serán atendidas en centros residenciales públicos y privados, centros sociales de gestión directa de la Junta y entidades de voluntariado.

Por cierto que, al hilo de esto, hay en marcha una herramienta informática para coordinar al voluntariado andaluz, conformado por unas 2.850 personas distribuidas en hasta 68 entidades distintas. Se ha editado, además, una guía infantil sobre el coronavirus y puesto en servicio un teléfono de atención psicológica para profesionales de los servicios de ayuda a domicilio y centros residenciales.

Y un último apunte. Andalucía ha creado igualmente, durante esta crisis sanitaria, una serie de acciones formativas online, dirigidas a la ciudadanía en general y los empleados públicos. Los cursos se gestionan todos a través de la web del IAAP, el Instituto Andaluz de Administración Pública de la Junta.

A continuación