Andalucía: el gobierno central requisa mascarillas y multiplica por 6 sus ERTE en un día por el coronavirus

Las relaciones entre el Gobierno de Pedro Sánchez y la Junta de Andalucía son tensas.

Pedro de Tena (Sevilla)

De puertas para afuera, todo es lealtad y colaboración, pero de puertas adentro, las relaciones entre el Gobierno de Pedro Sánchez y la Junta de Andalucía son tensas, sobre todo debido a la inevitable envergadura de una crisis sanitaria descoordinada hasta hace pocos días y la maldición ya persistente de la economía andaluza que cuando la nacional se resfría coge una neumonía doble.

Se ha sabido ayer que el gobierno de Pedro Sánchez ha requisado mascarillas a dos comunidades, Andalucía y Madrid: 150.000 a Andalucía y 80.000 a Madrid, con la que está cayendo. El objetivo es transferirlas a otras comunidades. El requisamiento de mascarillas se ha producido el pasado día 15 en una empresa de Jaén que quien suministra este producto sanitario a la Junta.

Ante esta situación, el consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, ha enviado una carta, de la que da cuenta La Razón, al ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la denuncia la "absoluta precariedad" a la que el sistema Público de Salud de Andalucía se ha sometido tras la confiscación efectuada a su proveedor de mascarillas.

Explica el consejero que algunos de otros proveedores de la Junta han sido obligados por el Ministerio " a derivar su producción, incluidos los pedidos" que la Junta de Andalucía "tenía en curso".

Por ello, la Junta anuncia que "a pesar de una gestión de compra con previsión adecuada a nuestra proyección de consumo ante la actual contingencia, su adecuada distribución, su adecuada distribución y administración de stocks, en este momento apenas tenemos existencias para el resto de semana y comenzamos a sufrir las consecuencias de dicha escasez, por lo que tanto la seguridad de los pacientes como de los profesionales se está poniendo en riesgo".

Por ello, la Junta exige al Gobierno de Sánchez que "se garantice de manera inmediata a los andaluces el suministro suficiente para atender las necesidades descritas y que, por parte de la Consejería de Salud y Familias, se tenían perfectamente programadas".

Además, otras denuncias de las que da cuenta el mismo medio explican que no hay suficientes guantes ni antisépticos y que en los servicios de limpieza de hospitales no hay servicios en los que lavarse las manos. Y eso que en Andalucía aún se está lejos de la barrera de los 1.000 infectados y no se ha llegado a la docena de fallecidos.

De hecho, la propia Junta reconoce en sus comunicaciones con centros de salud que la situación es grave. La agencia EFE recoge una carta remitida ayer por el distrito sanitario a un centro de salud de Sevilla, en la que esta instancia de la Junta indica que están "prácticamente sin existencias de mascarillas FPP2 y gafas quirúrgicas protectoras", lo que obliga a prácticas como las dobles mascarillas o reutilizar las usadas.

Los ERTE en Andalucía se multiplican por 6 en un solo día

El pasado lunes, vía telemática, se cursaron 120 solicitudes e ERTE por parte de empresas que se habían visto forzadas a cerrar, desde comercios a restaurantes, hoteles o cualquier otro tipo de empresas que no puede operar y que han visto reducidos casi a cero sus ingresos habituales.

Pero es que ayer Andalucía ha registrado 700 expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE). De la cifra dieron cuenta el vicepresidente de la Junta, Juan Marín y el consejero de Hacienda, Juan Bravo. Esto es, en un solo día los ERTE se multiplicaron por 6, dando muestras de la intensidad de la crisis económica y social que se avecina en una de las comunidades más alejadas del bienestar medio de España y Europa, como hace bien poco dejó constatado Eurostat.

Aunque la Junta quiere examinar cuidadosamente estas solicitudes para evitar los abusos y los desmanes oportunistas, lo cierto es que deben ser respondidas con un corto margen de tiempo para dar paso a que los trabajadores afectados –en educación, ya son 50.000 según UGT, de los que 23.000 son contratados de la Junta para comedores sociales, lenguaje de signos y otros menesteres–, tengan acceso urgente a las prestaciones por desempleo. .

Según Comisiones Obreras, y recoge el grupo Joly, la mayoría de las empresas estaban esperando las medidas y anuncios del gobierno del día de ayer por lo que se espera que cifra de ERTE en Andalucía crezca mucho más en los próximos días.

El PSOE andaluz dice que la Junta miente

El portavoz adjunto del Grupo Socialista en el Parlamento andaluz, Rodrigo Sánchez Haro, ha instado al consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, a "no faltar a la verdad" después de que el mismo haya remitido una carta al ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la que le informa de las situación "de absoluta precariedad" en que se encuentra la sanidad andaluza tras el requisamiento de 150.000 mascarillas a una empresa de Alcalá la Real (Jaén) que era su principal proveedor, toda vez que ha pedido al Gobierno que "garantice de manera inmediata el suministro suficiente para atender las necesidades" de la comunidad, que estaban "perfectamente programadas".

Sánchez Haro ha pedido "lealtad institucional" al consejero de Salud. Según el PSOE, el dueño de la empresa ha aclarado que no se ha incautado ninguna mascarilla y "se estaban repartiendo en un periódico de Jaén", ha recogido Europa Press.

El Ministerio de Sanidad ha explicado que ha iniciado el reparto a las comunidades autónomas de más de un millón de mascarillas, con criterios de distribución en atención a las necesidades epidemiológicas. Desde el 10 de marzo Andalucía ha recibido de la compra centralizada 92.775 mascarillas, de las que 30.705 salieron este lunes hacia la comunidad autónoma. El problema es que necesita más de 200.000 mascarillas semanales cuando menos.

A continuación