Seis detenidos por un fraude ecologista del PSOE de Sevilla descubierto por la Fiscalía en Estepa

Un Consorcio del PSOE simuló reciclar residuos cuando lo que hacia era enterrarlos en una finca cercana sin haberlos sometido a ningún tratamiento.

Pedro de Tena

Es de nota que haya tenido que ser una operación policial la que haya puesto de manifiesto la farsa ecologista que el PSOE lleva representando casi 25 años en la localidad sevillana de Estepa y cómo los responsables del Consorcio Estepa-Sierra Sur, nombrados por el PSOE, han contratado con empresas ligadas a si mismos.

El caso es que la Sierra Sur de Sevilla, donde se asientan pueblos muy famosos como Marinaleda cuyo silencio es significativo, es un territorio de combate político entre el PSOE y la izquierda agrarista y comunista desde hace muchos años. Para influir en el voto de la zona, el PSOE impulsó el proyecto de una central de residuos para el reciclaje de desechos que podían dañar el medio ambiente. El centro se instaló en Estepa, ciudad de origen de Rafael Escuredo, primer presidente de la Junta y localidad sobresaliente de la zona.

Fue en la Estepa de los polvorones donde la Diputación de Sevilla, que lleva rigiendo muchos años el íntimo de Susana Díaz, Fernando Rodríguez Villalobos, promovió el proyecto que según cuenta este jueves ABC, quería reducir las emisiones de C02 y que se instrumentó en 1997 a través de un ente público llamado Consorcio de Medio Ambiente Estepa-Sierra Sur con el lema "Reciclando seis botellas de plástico contrarrestas diez minutos de contaminación".

Detenidos el 30 de enero

Lo escandaloso estalla cuando el pasado 30 de enero la Policía Nacional detuvo a los seis responsables de esta planta de reciclaje, el alcalde socialista de Estepa entre ellos, en una operación dirigida por un juzgado de Antequera (Málaga) y la Fiscalía de Medio Ambiente sin que se conociera nada por estar sometido al secreto del sumario.

Ahora se sabe que se trata de una investigación iniciada por la Fiscalía de Medio Ambiente por delitos contra los recursos naturales, ya que en esta planta jamás se recicló nada desde 1997. Al parecer la basura entraba y salía con destino a una empresa subcontratada por los dirigentes socialistas que la prensaba y la depositaba en unas balsas ilegales en una finca cercana a la supuesta planta de reciclaje. Esto es, se enterraban los residuos. Esto es, se ha engañado a los ciudadanos y no se han eliminado los peligros contra el medio ambiente.

Vídeos e imágenes demuestran el fraude

El timo político y ecológico está demostrado por muchos vídeos y documentos gráficos que muestran el proceso del fraude. La Fiscalía y un juzgado de Antequera han detenido a seis personas: el alcalde, Antonio Jesús Muñoz, concejales, el secretario y el jefe de planta, algunos de los cuales, además, habrían montado otra empresa para hacer los trabajos de enterramiento.

El PP ha pedido explicaciones oficialmente a través de una carta enviada al alcalde de Estepa y presidente del Consorcio sin que haya habido respuesta. Según el alcalde, es un tema del pasado antes de que él llegara a la alcaldía. Pero los hechos no son negados por nadie.

A continuación