Andalucía hace piña: PP, Cs, Vox, sindicatos y empresarios advierten a Sánchez contra las asimetrías territoriales

El presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno, no dudará en salir a la calle para reclamar un trato justo.

Pedro de Tena

El primero que ha reaccionado ante el problema que se plantea en la privilegiada situación de los separatistas vascos y catalanes en el nuevo gobierno de Pedro Sánchez ha sido el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, que advirtió que el próximo día 28 de febrero, Día de Andalucía, puede convertirse en un día reivindicativo ante el nuevo Gobierno.

El presidente de la Junta de Andalucía dijo en Canal Sur Radio que si el nuevo Gobierno central de PSOE y Podemos, apoyado por los independentistas catalanes, intenta "pisotear" o "ningunear" a esta comunidad, convocará a los andaluces para que salgan a la "calle" a defender los intereses de esta tierra.

Moreno añadió que espera que no haga falta llegar a esos extremos y que el Gobierno central esté dispuesto a hablar y negociar con la Junta de Andalucía para resolver los asuntos pendientes. En este sentido, anunció que de manera "inmediata" pedirá una audiencia con Pedro Sánchez para abordar cuestiones como la "intervención" de Andalucía por el déficit en el ejercicio de 2018 o el impago por parte del Ejecutivo de los 537 millones por la liquidación del IVA.

Moreno analizó que el nuevo Gobierno se apoya en un "cóctel explosivo", como es contar con el apoyo de partidos independentistas que quieren "destruir" España. Además, pronosticó una legislatura complicada y peligrosa para la unidad e integridad territorial del país, aunque ha expresado que no cree que España finalmente se rompa.

El presidente de la Junta se mostró especialmente afectado por unos socios de Sánchez que, además de no ser "fiables", "tienen además la chulería" de decir en el Congreso de los Diputados que no les interesa España ni su gobernabilidad. Moreno dijo haberse entristecido ante un presidente del Gobierno "absolutamente debilitado" que no tuvo la capacidad de defender los intereses de España ante las "chulerías y amenazas constantes" de EH Bildu y ERC.

Moreno se ha mostrado convencido de que con este nuevo Gobierno central, "Andalucía pierde" porque es evidente que el pacto con PNV, ERC o BNG, en definitiva, con nacionalistas e independentistas, va a buscar un "modelo asimétrico" en todo y Cataluña va a salir "beneficiada".

Añadió que "va a haber comunidades que van a ser mimadas y otras comunidades que van a ser perjudicadas, entre ellas en Andalucía" aunque dijo que desconocía la "letra pequeña" del acuerdo entre el PSOE y ERC, formación que está demostrando de una "voracidad brutal".

Juan Manuel Moreno, que se sabe apoyado por muchos –sindicatos y empresarios incluidos–, en este momento, ha advertido que, si bien es hombre moderado, tendrá la "firmeza" de decir al Gobierno central que no permitirá que se rompa España ni que se "ningunee" o haya una "infrafinanciación" para Andalucía utilizando para la defensa de Andalucía todos los recursos, desde los sociales, judiciales y políticos a salir a la calle.

La postración de Díaz ante Sánchez

Moreno ha mostrado su sorpresa porque la secretaria general del PSOE-A y expresidenta de la Junta, Susana Díaz, haya acudido a las dos jornadas del debate de investidura en el Congreso de los Diputados a "aplaudir" el pacto del PSOE con Podemos y los independentistas, con lo que ella decía hace meses sobre un acuerdo con esas formaciones.

"¿Qué necesidad tenía?", según se ha preguntado el presidente, quien ha recordado la posición contraria de Díaz, hasta hace un año o año y medio, a un acuerdo del PSOE con Podemos e independentistas y, en cambio, ahora va al Congreso a "aplaudirlo": "Es una ruptura total de la coherencia por parte de ella y del socialismo en Andalucía que representa". "Sobraban su presencia, sus aplausos, esa efusividad y el entusiasmo", ha dicho Moreno de Díaz.

Moreno se ha visto apoyado por varias declaraciones incluso de los sindicatos y empresarios. La Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) reivindicó un modelo "equitativo, justo y solidario" de financiación autonómica, mientras que los sindicatos CCOO-A y UGT-A han coincidido en abogar por que no existan "desigualdades" hacia los andaluces en relación con los ciudadanos de otras comunidades autónomas.

El vicepresidente de la Junta, Juan Marín, ya dijo el pasado día 7 que con el "gobierno puzzle" con ocho socios de Pedro Sánchez "se instaura la desigualdad entre españoles" y, por tanto, "habrá comunidades de primera y de segunda, y a Andalucía le va a tocar la peor parte" ante la beligerancia del independentismo y del radicalismo de extrema izquierda".

Por su parte, el portavoz del grupo parlamentario popular, José Antonio Nieto, ha llegado más lejos pidiendo el relevo de Susana Díaz al frente del PSOE andaluz ante su "silencio cobarde" a la hora de defender los intereses de Andalucía.

Nieto se ha escandalizado ante el hecho de que otros barones y líderes andaluces hayan mostrado su inquietud ante la situación, mientras Susana Díaz no haya dicho nada poniendo en duda si prefiere defender "los intereses de los andaluces o los de su líder", a quien ha tachado de ser el "nuevo caudillo de España".

Sobre la petición de Vox al Gobierno andaluz de tener "firmeza" a los "atropellos" del Ejecutivo central, Nieto ha reivindicado que el presidente andaluz "lo lleva haciendo más de un año", por lo que se seguirá "liderando la defensa" de la comunidad, tarea que ha encomendado también a PSOE y Adelante Andalucía.

Vox reclamó a Moreno que "lidere la oposición al Gobierno felón" de Pedro Sánchez y tenga "firmeza" frente a los "atropellos" a los derechos de los españoles y a los "desafíos a la legalidad y al orden constitucional" que se están anunciando.

El portavoz de Vox en el Parlamento andaluz, Alejandro Hernández, arremetió contra el nuevo gobierno de Sánchez explicando que si fuese Vox el que hubiera dicho que le "importaba un comino la gobernabilidad de Andalucía, ¿qué se diría desde el PSOE o desde Adelante Andalucía?".

A continuación