Juan Manuel Moreno desea una coalición PP-PSOE sin Sánchez

Afirma que la Junta estudia no pagar la defensa de los condenados por los ERE.

Pedro de Tena (Sevilla)

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, ha concedido una entrevista a El Mundo en la que hace hincapié de manera expresa en lo beneficioso que sería para España una gran coalición entre PP y PSOE, pero da a entender que sin Pedro Sánchez de por medio, tal posibilidad sería real.

Tal gobierno de coalición "sería la opción positiva para los españoles. Siempre voy a preferir un Gobierno donde se respete la Constitución a uno con ERC y Bildu. Sería lo ideal. Ahora, ¡es que ese escenario no se ha dado!".

En su consideración, el que no quiere hablar siquiera de esa posibilidad es Pedro Sánchez que "no quiere saber absolutamente nada del PP". Moreno le acusa de querer protagonizar una nueva transición desde la Constitución de1978 hacia un nuevo régimen por determinar en el que la organización territorial y social de España sea otra. Por eso, no le vale el PP para tales fines.

Moreno se muestra partidario de no volver a convocar unas terceras elecciones peor no aclara cómo pueden evitarse salvo la posibilidad umbría de un supuesto pacto PSOE-PP. Lo cierto para él es que, a las pocas horas de conocerse el resultado de las elecciones, Pedro Sánchez se abrazó a Pablo Iglesias y firmaron un preacuerdo. Ni siquiera esperó una semana, dice, taponando de ese modo toda posibilidad de acuerdo con el PP.

Autodefinido como "pactista", ve difícil algún acuerdo con Sánchez porque "el PSOE está caminando junto a independentistas condenados y a filoterroristas de Bildu. Ahora mismo, la única posibilidad es que Sánchez rompa el pacto con Podemos, rompa la propuesta de los independentistas y gire 180 grados para abrir una vía de contacto con PP y Ciudadanos."

Convencido de que tal giro no lo hará nunca Pedro Sánchez, añora las viejas figuras socialistas como Felipe González, Nicolás Redondo o Alfredo Pérez Rubalcaba, con los que esa posibilidad sí que podría ser real. Pero, dice, el PSOE está mudo. Y se pregunta "¿Dónde están (los barones)? ¿Dónde está la propia Susana Díaz, que ha renunciado a sus propios principios por mantenerse en el cargo? Ahora Susana Díaz, que era valedora de ese PSOE hasta hace unos meses, guarda un silencio incoherente para mantenerse en su cargo."

Moreno defiende que quienes defienden a la España constitucional en Castilla-La Mancha, Extremadura y Aragón son García Page, Fernández Vara o Lambán, pero nadie levanta la voz en el PSOE.

Respecto al PP; Moreno dice defender una posición centrista, digna y constitucional. "El PP tiene que tener siempre un pie en el centro… Casado ha hecho un esfuerzo importante en recuperación de ese espacio político en estas últimas elecciones." Reconoce que el electorado más conservador se ha encauzado en Vox y añade: "Vox es un fenómeno que ya es transversal y que no solamente ha conseguido votos de la derecha, sino, también, de una parte, de la izquierda".

Moreno, al que se le ha recordado que no tuvo más remedio que permitir la presencia de Vox en la Mesa del Parlamento andaluz, ha respondido si defenderá lo mismo en el Congreso que "siempre he estado en contra de los cordones sanitarios, sea para quien sea. Tienen un toque de totalitarismo. Por tanto, también estoy en contra de cualquier cordón sanitario en el Congreso a Vox".

Tras defender que el cambio en Andalucía se ha notado e incluso se han invertido tendencias en empleo, paro, crecimiento económico y otras, Moreno afirmó que ve a Susana Díaz como un "árbol caído" del que no quiere hacer leña, pero "le veo una enorme debilidad argumental, una enorme falta de coherencia y una enorme falta de independencia. Y eso al final siempre se acaba pagando".

Lo que anuncia que no hará es pagar la defensa de los condenados en la sentencia de la pieza política de los ERE, pero reconoce que es un tema complejo jurídicamente que está en manos de los servicios jurídicos de la Junta. No reclamará cantidades a los jubilados en los entramados de los ERE, aunque tratará de recuperar el dinero posible del total defraudado a pesar del disparate de la Junta, principal perjudicada, de haberse retirado de la causa como acusación particular.

A continuación