El "fondo de reptiles" de los ERE convirtió a dos concejales del PSOE en ricos empresarios

Susana Díaz silenció el enriquecimiento injustificado de sus amigos políticos de El Pedroso.

Pedro de Tena (Sevilla)

Mucho antes de que se emitiera la sentencia del aspecto político de los ERE, Libertad Digital ya denunció los hechos acaecidos en El Pedroso, municipio de la Sierra Norte sevillana mimado por el PSOE de Sevilla debido a las especiales relaciones que con familias y dirigentes tuvieron los secretarios generales José Caballos y José Antonio Viera, este condenado a 7 años de cárcel. Igualmente, siendo Susana Díaz secretaria de Organización desde 2004 a 2010, sus relaciones con este clan socialista tuvieron que ser muy intensa.

Ahora, la sentencia ha dejado claro cuál fue la envergadura de los 34 millones de euros que salieron del "fondo de reptiles" de los ERE y fueron a parar a dos concejales socialistas. Uno, era José Enrique Rosendo, hijo del ex alcalde socialista de El Pedroso, Rafael Rosendo. El otro, su amigo, el concejal socialista del mismo pueblo, José María Sayago, su amigo y socio. No puede olvidarse que Francisco Javier Guerrero, ex director general de Trabajo de la Junta, había sido alcalde de El Pedroso durante varios años(1995-1999).

Evidentemente, estos 34 millones de euros no tuvieron como objetivo pagar ninguna póliza de ninguna prejubilación de ningún ERE. Fueron destinados directamente a posibilitar que dos socialistas amigos se convirtieran de la noche a la mañana en dos empresarios de postín, relacionados con la flor y nata del empresariado andaluz y que, incluso, como ya publicamos ayer llegaron a financiar un partido franquista puro presidido por Blas Piñar.

En la sentencia, se hace un esquema muy preciso de cómo ocurrió el milagro del enriquecimiento de estos dos personajes facilitado por la Junta de Andalucía desde su Consejería de Empleo. Susana Díaz no ha explicado cómo con dinero público y desde una empresa pública sus correligionarios de El Pedroso lograron, vía subvenciones, convertirse en ricos empresarios.

Las ayudas concedidas a José Enrique Rosendo y José María Sayago, que habían sido concejales vinculados a la empresa pública de desarrollo local de El Pedroso que ya había recibido millones de la misma, dieron paso a un entramado empresarial con "empresas, estrechamente interrelacionadas entre sí, en el que muchas de ellas carecían de actividad y trabajadores, siendo su objeto real la percepción de ayudas de la Junta de Andalucía y el trasvase de sus fondos a otras sociedades".

Mediante sociedades interpuestas, el grupo controlado por ambos imputados percibieron, en connivencia con responsables de la Junta de Andalucía fraccionadamente y de modo coordinado múltiples subvenciones, evitando en muchos casos con las cuantías de las ayudas sobrepasar los límites competenciales de la Consejería de Empleo y en su caso del Consejo Rector de IFA/IDEA." El total de las ayudas concedidas ascendió a 34 millones de euros.

De estos 34 millones existieron resoluciones de ayudas por el Director General de Trabajo Sr. Guerrero y también por el Sr. Márquez por importe de 27.928.772 euros, suscribiéndose Convenios con IFA/IDEA para materializar estas ayudas por importe de 16.461.132 euros. En total, 34,3 millones de euros en números redondos.

Todas las sociedades creadas por los dos concejales socialistas que ni eran empresarios ni tenían experiencia salvo la breve gestión municipal a la accedieron gracias al PSOE, se dividían en tres grupos:

a) Un primer grupo estaba constituido por la entidad municipal del Ayuntamiento de El Pedroso, Sodelp (Sociedad de Desarrollo Local El Pedroso), de la que José Enrique Rosendo Ríos era Vicepresidente y José María Sayago Lozano Consejero Delegado, habiendo sido ambos concejales del citado Ayuntamiento. Este primer grupo estaría constituido por esta sociedad "pública" y por las entidades Construcciones y Urbanismo Sierra Norte y La Jarosa Desarrollo Turístico Sierra Norte en las que el socio único era Sodelp. Esto es, estamos hablando de una empresa pública gestionada por quienes luego serían enriquecidos empresarios privados.

b) Un segundo grupo cuya sociedad matriz fue Arcadia Emprendedora (denominada actualmente Negocio y Economía 24H), entidad sin trabajadores y sin aparente actividad, más que desde ella controlar al resto de sociedades.

Este segundo grupo estaría pues formado por Arcadia y todas las sociedades que cuelgan de la misma:

- Tierra Virgen de Alimentación (actualmente denominada Editorial Partners), de la que Arcadia tendría el 100% del capital social.

- Restaurantes Andaluces de Calidad (actualmente llamada LATAM Desarrollos) de la que sería socio único Arcadia.

- Capital Andaluz siglo XXI de la que Arcadia también sería socio único.

- Y por Ibérica de Exportaciones y Transacciones, de la que Arcadia tendría el 60% de su capital social.

A su vez, en el periodo comprendido desde 2003-2008, Tierra Virgen, Restaurantes y Capital Andaluz, controlarían a Matadero de la Sierra Morena (hasta el 25-11-05 en que adquiere el grupo Barbadillo de Tierra Virgen más del 70% de las acciones de Matadero). Esas tres mismas sociedades Tierra Virgen, Restaurantes Andaluces, Capital Andaluz a las que también se une Matadero, controlarían a Marco de Estudios (actualmente denominada Investigación y Desarrollo Económico). Por su parte Capital Andaluz e Ibérica de Exportaciones controlarían a MSM Montanera de Jabugo.

En el último grupo de sociedades, estarían Alimentos Tradicionales de la Dehesa controlada por Tierra Virgen y Matadero; en segundo lugar, Al Ballut Dehesas de Calidad controlada por Restaurantes Andaluces y Matadero; en tercer lugar, Corral del Conde de la Sierra Morena controlada por Marco de Estudios y Capital Andaluz; en cuarto lugar, Sael controlada por Capital Andaluz; en quinto lugar, Maestrazgo de Sevilla controlada por Ibérica, y en último lugar Sociedad de Servicios y Envasados.

A través de la compra de Matadero el Grupo Barbadillo controlaría al Ballut y Alimentos Tradicionales, teniendo en cuenta que ésta es absorbida por Matadero el 26-08-08.

Gran parte de estas sociedades como Capital Andaluz, Arcadia, Tierra Virgen, Ibérica de Exportaciones, Corral del Conde, MSM Montanera de Jabugo, Sael, Maestrazgo, carecerían de trabajadores y de actividad aparente. Existen otras que cuando recibieron la resolución de subvención no tenían trabajadores como Alimentos Tradicionales o Al Ballut; por su parte La Jarosa recibiría una subvención en 2004 y en 2005 dejaría de tener actividad.

3) El tercer grupo estaría constituido por la sociedad cooperativa SAT Virgen del Espino, cuyo presidente Eduardo Lora Ruiz tendría vinculaciones a través de sus órganos sociales con ciertas sociedades del Sr. Rosendo y del Sr. Sayago, como Matadero, Al Ballut, Maestrazgo, Sael, Sociedad de Servicios y Envasado.

Todas estas sociedades, que recibieron ingentes subvenciones de la Consejería de Empleo y sus acuerdos con el IFA, luego agencia IDEA, eran controladas por Rosendo Ríos y Sayago Lozano bien por pertenencia a los órganos sociales, bien "pertenecerles bien directamente o a través de las sociedades vinculadas la mayor parte de las participaciones sociales, siendo los verdaderos dueños de las mismas" o por estar autorizados en sus cuentas especialmente en aquellas sociedades que recibieron las ayudas.

Esta que hemos relatado, y que describe minuciosamente el Tribunal que ha condenado a 19 ex altos cargos de la Junta de Andalucía, sus ex presidentes Chaves y Griñán incluidos, no pudo ser una "ayuda" sociolaboral más sino que tiene el aspecto de una operación con finalidad política cuyos mimbres últimos aún no han sido desvelados.

En el mejor de los casos lo descrito es una estrategia manifiestamente ilegal según la cual de la nada, sin dinero previo y sin experiencia alguna, se convierte a dos concejales en importantes empresarios que se encontraron en pocos años con más de 34,3 millones de euros públicos –casi 60.000 millones de pesetas–, privatizados adecuada y sistemáticamente.

Si esto fue un ensayo o no para constituir una nueva fuerza empresarial de orientación socialista financiada con dinero público, que no con dinero privado, para penetrar organizaciones e instituciones empresariales sevillanas y andaluzas, desde la Confederación de Empresarios hasta la Cámara de Comercio y otras relacionadas, es una posibilidad que no puede descartarse.

En tal caso, este ejemplo vendría a unirse a otros muchos socialistas andaluces que constituyeron empresas y que fue descrito con cierto detalle en el Hilo 18 de La tela de araña andaluza: hilos de un régimen. En ese capítulo se analizan cuántos ex presidentes y ex consejeros de la Junta han tenido participaciones en empresas privadas, empezando por el propio ex presidente Rafael Escuredo.

A continuación